Sobrero cuestionó la reprivatización de los ferrocarriles, aunque no incluya al ramal Sarmiento

El secretario de la Seccional Haedo de la Unión Ferroviaria, Ruben «Pollo» Sobrero, aseguró que con la decisión de reprivatizar el servicio en la mayoría de los ramales del área metropolitana «se premió a aquellos que destruyeron el ferrocarril en los últimos 20 años». Sobrero destacó que «viven de los subsidios y ni siquiera cobran boleto porque el estado compra todo y paga los salarios de los trabajadores cumpliendo el rol de Estado bobo. La planificación de la carga está en manos de cuatro o cinco vivos que hacen lo que quieren». El jefe del cuerpo de delegados del Ferrocarril Sarmiento sostuvo que con el reordenamiento de concesiones privadas de la mayoría de los trenes metropolitanos el Gobierno «está sosteniendo lo que ideó» el ex presidente Carlos Menem «en los ’90». El sindicalista consideró que con la medida «se premió a aquellos que destruyeron el ferrocarril en los últimos 20 años», a la vez que dijo que «no se entiende cómo no les quitan las concesiones» a los privados y «se va a una empresa estatal para poder planificar un servicio distinto». «Seguimos cumpliendo el rol de la pavota: el Estado compra trenes y compra vías, y los empresarios (privados) se llevan la plata. En Argentina, es fácil ser empresario». «Lo que se está sosteniendo es lo que ideó Menem en los ’90: la destrucción de una de las herramientas más importantes que tiene el país, el transporte ferroviario», enfatizó Sobrero El Gobierno reordenó el esquema de concesiones de empresas privadas en los servicios de los trenes del área metropolitana al disolver las unidades de gestión operativas UGOFE y UGOMS, con lo cual las líneas Mitre y San Martín quedaron para el Grupo Roggio, mientras que las líneas Belgrano Sur y Roca serán operadas únicamente por el Grupo Emepa. Resolución A través de la resolución 41 publicada en el Boletín Oficial, la denominada Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE) tendrá bajo su órbita la operación de esas cuatro líneas integradas por las compañías privadas Roggio y Emepa. Por su parte, la operación del Ferrocarril Sarmiento no entra en este nuevo reordenamiento, por lo cual el Estado continuará teniendo control absoluto de esa línea del oeste que une la Capital Federal con el oeste del Conurbano. En tanto, la línea Urquiza continúa como desde hace años bajo la concesión de Metrovías, también del Grupo Roggio, y la Belgrano Norte (Retiro-Villa Rosa) sigue siendo operada por Ferrovías. «Se premió a aquellos que destruyeron el ferrocarril en los últimos 20 años», consideró por su parte Sobrero y añadió: «No se entiende cómo no les quitan las concesiones (a los privados) y se va a una empresa estatal para poder planificar un servicio distinto al que tenemos». Formaciones El único ramal que se mantiene bajo órbita estatal es el Sarmiento, que espera nuevas formaciones chinas, anunciadas el año pasado tras el primer aniversario de la Tragedia de Once, de la cual el próximo 22 de febrero se cumplen dos años. En el medio hubo otro accidente, en Castelar. Con respecto a la renovación del Mitre y el Sarmiento, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, contó la pasada semana: «El día 1 de enero a las 6 de la mañana se embarcó la primera formación del ferrocarril rumbo a la Argentina en el barco San Marino Trader, que va a llegar al país a mediados de febrero». Se trata de la primera de las 25 formaciones de nueve coches cada una que próximamente prestarán servicio en la línea que cubre el trayecto Once-Moreno. El funcionario aseguró que con la incorporación de los nuevos coches fabricados en China se ampliará de manera significativa la capacidad de transporte. «A mediados de año vamos a tener 25 formaciones nuevas para la línea Sarmiento y 30 para el Mitre», afirmó el ministro. Fuente: Soyferroviario.com.ar/ Telam.]]>