El Gallo volvió a caer en su cancha, aún sin público, y es uno de los candidatos al descenso

La alegría de ganarle a Chacharita le duró poco. La caída como local ante Merlo y los triunfos de la UAI, Defensores y Flandria el fin de semana volvieron a colocar al Gallo entre los candidatos al descenso. Era algo impensado hace dos meses. El club banca al DT, Mario Grana.

Morón había quebrado la mala racha al conseguir su primer triunfo del año nada menos que en su visita a San Martín. Fue 2 a 0 con un golazo de  David González, que se convirtió en el enganche del equipo, y una gran actuación del arquero Leguizamón, quien el martes pasado por la noche fue al banco ante la recuperación del titular Alejandro Gagliardi. El cotejo, que se jugó a puertas cerradas por la sanción del APREVIDE, evitó cualquier silbatina. Los jugadores hicieron el duelo hacia el vestuario junto al presidente Diego Spin, que sostiene todavía a Mario Grana al frente del equipo.

El Gallo quedó antepenúltimo en la tabla del promedio tras el 0-2 con Merlo, que se ubicó 3° en la tabla general con 43 unidades gracias a los goles anotados por Pablo Rodríguez, un ex de la casa que siempre es figura ante Morón; y Juan Casino, a los 16 y 23 minutos de la primera parte, respectivamente. A los 5 minutos de partido el local había sufrido ya la expulsión del volante Dante Zúñiga.

Un codazo en la cara de Fernando Páscuale en la mitad de la cancha diezmó a un equipo al que le cuesta convertir y perdió bien. Ahora quedó con 121 puntos en 109 partidos (1.100 de promedio) contra las 120 unidades de Filandria, que debe una fecha; y a 5 de Defensores, que pasó a ser el último en los promedios, en una temporada en la que dos equipos bajarán a la C. Morón se salva porque está a 40 centésimas arriba de la UAI, el único de todos estos que divide por una temporada sola.

El próximo sábado (20.30), El Gallo visita a Fénix, 4° de una tabla general que dejó de mirar hace rato.