Juicio por la Tragedia de Once: recusaron al fiscal, al juez de instrucción y al peritaje de frenos

El Tribunal Oral Federal 2 retomó ayer el debate en el juicio oral que se sigue a los responsables de la Tragedia de Once. La defensa de varios de los imputados pidieron la nulidad de los planteos del fiscal Federico Delgado, quien denunció un  “complot” entre TBA y el Estado.

El investigador aseguró que no se quiso controlar las concesiones ferroviarias. En tanto que el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, delegó expresamente esa responsabilidad en el Ministerio de Planificación de Julio De Vido. Los querellantes dividieron su estrategia: el agogado Gregorio Dalbón impugnó la juez de instrucción, Claudio Bonadío, mientras que el núcleo duro que encabezan los padres de Lucas Menguini Rey, una de las 51 víctimas, impugnó el peritaje sobre los frenos que hacía caer todo el peso sobre el maquinista.

Ayer, Dalbón acusó a Bonadío por «mal desempeño de sus funciones», derivadas de sus declaraciones periodísticas en las que insistió en desvincular al maquinista Marcos Córdoba. “Fue subido a un lugar donde nunca debió haber estado», había dicho por el estado de los trenes.

En el mismo contexto, la querella de los Menghini-Rey anunció el planteo de «nulidad» del informe pedido por el tribunal, según el cual la formación siniestrada frenaba bien, algo que los delegados del Sarmiento refutaron porque la pericia sólo abarcaba una parte del sistema y probándola en otra formación.

Leonardo Menghini consideró que el informe se extralimitó respecto de lo pedido por el tribunal y que “fue realizado de manera tendenciosa”. Además, la querella recusó al perito ingeniero Néstor Luzuriaga, pues trabajó a las órdenes de la UGOMS, que sucedió a TBA- en la gestión de la línea Sarmiento.

Pero la segunda audiencia del juicio tuvo como punto saliente el pase de facturas que Jaime le hizo al ministro De Vido. La defensa del ex secretario lo desligó de la colisión del 22 de febrero de 2012, al decir que no era competencia de su área controlar las concesiones, sino que era de Planificación Federal.

El abogado de Jaime, el ex juez Andrés Marutian, reclamó la nulidad de todos los requerimientos de elevación a juicio al denunciar la violación de la garantía de defensa en juicio y cuestionar que el fiscal no fue lo suficientemente puntilloso respecto de las responsabilidades atribuidas a los acusados,  que son 29 en este juicio, entre ellos Jaime y su reemplazante en Transporte, Juan Pablo Schiavi.