Acuña desmintió la venta del «Poli»; para Aragón, FPV usa el tema para hacer campaña

El intendente Luis Acuña desmintió los rumores de venta del Polideportivo Municipal, aunque reconoció que sí se pretende licitar un número no precisado de hectáreas “periféricas”, actualmente en desuso y que “generan inseguridad”. Denuncias del FPV y la batalla electoral.
El jefe comunal visitó ayer el centro deportivo y se reunió con su titular, el profesor Pablo Cuello, y el director de Deportes, Sergio Bobbio. Allí, volvió a salir al cruce de la campaña impulsada por el kirchnerismo local bajo el título “el Polideportivo no se vende. El deporte es inclusión”. Y explicó que “lo único que vamos a licitar es una porción de tierras mínima, junto a la autopista Camino del Buen Ayre, para cualquier emprendimiento productivo que no contamine y que genere puestos de trabajo en Hurlingham. Y los fondos que se obtengan serán reinvertidos en este espacio que desde 2011 es y seguirá siendo de todos los vecinos”.

Acuña sostuvo que “toda la campaña difamatoria que se está efectuando tiene que ver con la burda forma de hacer política de gente que, evidentemente, no sabe perder y tiene muy poco respeto por la democracia”.

 

La batalla, en la mirada de Aragón

El concejal del Frente Progresista, Lautaro Aragón (PS), reiteró su desacuerdo con la venta de tierras del Polideportivo Municipal impulsada por el oficialismo y aprobada por el Concejo Deliberante en mayo de 2013. No obstante, criticó la campaña lanzada por el kirchnerismo al respecto, al señalar que “nos llama la atención y nos da lástima que un tema tan sensible para los vecinos de Hurlingham sea utilizado por el kirchnerismo para hacer campaña e instalar un candidato a intendente”. Y agregó que “como dirigentes políticos no nos podemos permitir especular de esa forma, sin informar a la población con toda la verdad, que es lo mismo que criticamos del Gobierno Municipal”.

Aragón indicó que el Frente Progresista, como lo hiciera en su momento con el voto negativo de la entonces concejal Mónica López, mantiene la postura contraria a la venta. “No estamos de acuerdo, sobre todo cuando no se nos informa qué parte se venderá ni a qué destino quedará afectada. Hay una serie de irregularidades que tienen que ver con la falta de información pública que es una característica redundante de este gobierno. Por otro lado, en el boleto de compra y venta y la escritura que firmó el Municipio de Hurlingham con el Ejército Argentino se indica que al menos en los diez años posteriores a la venta se debe mantener el uso deportivo de las tierras”, afirmó.

El concejal opositor señaló que “estos datos no son un misterio, los obtuve con sólo presentarme como concejal. Insisto en que la información brindada por el oficialismo dista de ser la necesaria, pero muchos usan eso para posicionarse y salir a conseguir lugar en los medios”. “Por otra parte, se calla información que sí está, como que el pliego de licitación para la venta de esas tierras es del 30 mil pesos. Nadie los compró y quedó desierta. Lo que habilita a la venta directa, veremos qué pasa de aquí en más”, dijo, para concluir que “pretenden hacernos creer que los afiches que el kirchnerismo no firmó, pero claramente pagó y colocó, frenaron la venta del Poli. La verdad es que no es así sólo una muestra más como dentro del espacio pejotista de Hurlingham se tiran con lo que tienen”.