Meten un amparo para frenar el recorte del 30% en los servicios alimentarios de las escuelas

El Tribunal de Trabajo N° 4 de Morón hizo lugar a un recurso de amparo presentado por una vecina de Ituzaingó para retrotraer el ajuste que la Provincia hizo sobre los cupos alimentarios de las escuelas bonaerenses, junto al reclamo elevado por el Consejo Escolar local.

Este mes, el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia decidió recortar casi un tercio de los cupos para merienda, desayuno y almuerzo, para, como el mismo presupuesto, generar un aumento per cápita del 30%. El achique se sintió en el Conurbano. En Ituzaingó se recortaron unos 2.500 servicios, más de 6 mil en Morón (que envió una enérgica nota pidiendo reincorporar todos los cupos) y en el caso de Pilar fueron más de 8 mil. En total la medida afectó a más de medio millón de chicos, según una denuncia de SUTEBA.

En La Plata los consejeros fueron a elevar sus quejas, pero a su vez empezaron las presentaciones judiciales. Serían tres los amparos otorgados, aunque se espera que esta semana se confirme alguna medida de «no innovar». Uno de los casos pertenece a una madre de Ituzaingó, que fue acompañada por la consejera Nancy Núñez y por la ex diputada y también vecina Marina Cassese, que responden al massismo. Asesorada por los abogados del Consejo de su distrito, presentó un amparo que fue aceptado el lunes por el Tribunal 4 de Morón.

Para el titular de ese Consejo, Alejandro Segura, «nada justifica el recorte, porque incluso Ituzaingó elevó este año su matrícula (de 21814 a 23500 alumnos). Tras el ajuste del SAE, los directores de las escuelas tenían que decidir quiénes podían comer allí y quiénes no.

«Ayer el recurso de amparo salió, hay que ver cómo se efectiviza esto. Tratamos de que vuelva a fojas cero. Estamos convocados el jueves en el ministerio de Desarrollo Social con el ministro, Eduardo Aparicio, para ver qué devolución tenemos a todo lo que presentamos. También queremos sumar a los padres, que son los que nos venían a reclamar», explicó Segura al programa «Punto de Encuentro» (FM La Siglo).

«La presentación la hizo una mamá. Tratamos de que se involucren los padres, que fueron los primeros en reclamar. El martes (de la semana pasada) tuvimos un encuentro en La Plata y todos estaban en lo mismo: cómo hacer que esto se retrotraiga en un servicio que no es el mejor, pero que repercute al haber una merma», sostuvo el consejero (en la foto, durante una reunión con estudiantes) esta mañana.

 – ¿Qué se les dice desde el Ministerio?

– La respuesta final la vamos a tener este jueves. Van dos semanas sin novedad.

 

Rapiña 

El bloque de concejales del PJ rechazó un proyecto de decreto presentado por el massismo en la última sesión del HCD, el cual buscaba rechazar el recorte alimentario. En la sesión explicaría el bloque oficialista que de eso se estaba ocupando el intendente, Alberto Descalzo, quien luego de reunirse con directivos de escuelas salió la semana pasada a pegarle a las nuevas autoridades del Consejo.

– ¿ El intendente ayuda o aprovecha para pegarte?

Segura: Fueron muy pocos directivos los que fueron a Descalzo por una cuestión de mobiliario, pero el consejo Escolar es un organismo descentralizado de la Provincia. Lo que falte no es culpa nuestra. El mobiliario de este año se pidió en 2013. Fue escaso y mínimo. Las escuelas venían a reclamarnos a nosotros y nosotros elevábamos el pedido a la Provincia con respuestas escasas o nulas. Por eso tuvimos dos marchas de estudiantes, que me parece bárbaro, pero lo reflejamos luego a Infraestructura (Educación). Lo que hacemos es reparar. Soy presidente de un Consejo Escolar en un Municipio, una Provincia y una Nación que no es de mi mismo tinto político. Las especulaciones son un boomerang. Nos quieren endosar el problema, cuando nosotros no somos el problema. Cuando me reuní con los estudiantes se fueron con una explicación medianamente satisfactoria, porque no manejo mobiliario, solo hacemo reclamos.