El bloque del PJ y los K advirtieron al Ejecutivo sobre el «virtual cierre» de las calles de Leloir

En una declaración del HCD, los concejales kirchneristas advirtieron al Ejecutivo sobre el «virtual cierre» de Parque Leloir que implica el proyecto de obstaculizar las calles con maceteros, al cual habilita un artículo que UNEN y el massismo directamente piden que se derogue.

La advertencia quedó registrada sobre el final de los fundamentos de un proyecto de declaración que los bloques del PJ, Proyecto Nacional Kolina, Nuevo Encuentro y UDESO presentaron sobre tablas en la última sesión, el jueves 17. UNEN y Frente Renovador no lo acompañaron. En el proyecto los bloques oficialistas explican su intervención debido a la discusión «en los medios» que vecinos y dirigentes opositores lograron instalar para frenar el eventual cierre del parque; pero al menos fija posición en defensa del espacio público.

«El HCD declara su compromiso con una profunda, irrestricta e irrevocable defensa y promoción del espacio público, y del libre acceso y uso por parte de todos los vecinos y vecinas al mismo, conforme al imperio de la Constitución Nacional y las leyes», reza el texto.

Lo más interesante aparece en los fundamentos, donde se explica la necesidad de «fijar posición» ante un proyecto que nace de una ordenanza de protección ambiental. El artículo 18 de la 2013 permite un plan piloto para disminuir la circulación por las calles del Parque. Los concejales del oficialismo entienden que ese mecanismo era en pos de la «seguridad» (aunque nada tenga que ver con el espíritu de la norma). Más allá del registro de oposición que abrió el Ejecutivo, como un artilugio para tratar de avanzar con su idea de colocar maceteros en la calle, los bloques K sostienen que aunque «el fin es discutible, de ninguna manera constrituiría el cierre del Parque».

Contradictorio, más abajo se sostiene que «sin embargo, los resultados prácticos del mencionado artículo podrían derivar poco a poco en decisiones que lleven desde un cierre virtual del Parque hasta su cerramiento final». «Justamente, esta declaración se enmarca en dicho camino, asegurando que los espacios públicos deban seguir siéndolo», cierra el texto, que, en definitiva, avala la conducta de todo el oficialismo, pero siembre dudas sobre el futuro por lo que de alguna manera se aconseja al Ejecutivo no avanzar más.

Lo de UNEN y FR es más simple: piden la firma que falta (la tiene el bloque Proyecto Nacional Kolina) para llevar el proyecto de derogación del artículo 18 en el orden del día del recinto. Ya intentaron presentarlo sobre tablas pero ninguno de los concejales K acompañó. Mientras tanto, se especula con que lo que no se resuelva políticamente será materia de análisis de la Justicia, en cuanto se presente un recurso de amparo. De alguna manera, la declaración también es una forma de aconsejar y buscar no quedar pegado después.