Sin público, El Gallo arrancó con el pie derecho (de Akerman) el torneo de la Primera B Metro

Con un Damián Akerman certero, Deportivo Morón comenzó el mini torneo de la B Metro con el pie derecho, al superar por 2 a 0 a Almagro en un partido difícil desde el juego. Se jugó en el Francisco Urbano, sin público, por los incidentes ante Defensores, el torneo pasado.

El Gallo salió a la cancha con un tridente ofensivo, aunque a la media hora Altobelli debió dejar la cancha por lesión y en su lugar ingresó Mariano Martínez, haciendo dupla con el goleador histórico de Morón, que hizo la diferencia con dos golazos desde borde de área.

El primer período mostró una marcada superioridad de Almagro. A los 2 min un zurdazo de Damián Arce, desde unos 20 metros, viajó directo al travesaño de Sebastián Peratta, que luego estuvo rápido para pegarle un puñetazo y desviarla sobre el travesaño. A los 8 min el mismo Peratta salió bien a atorar y trabar a Maximiliano Castano. A los 18 min un centro de Hernán Ruquet desde la derecha fue cabeceado por Lucas Sparapani y, nuevamente, el travesaño fue el destino. La primera mitad de la etapa fue enteramente del visitante.

El local no encontraba la pelota, sus líneas estaban muy separadas y, además, dejaba huecos en defensa. Los futbolistas parecían no encontrarle la vuelta al 4-3-3 que está intentando implementar su entrenador Salvador Pasini. Recién pasada la media hora llegó el «albirrojo» con una jugada sucia: Cristian Lillo cabeceó de pique al suelo en tres cuartos de cancha y el balón le quedó a Cristian Yassogna a unos 25 metros del arco y, de sobrepique, su derechazo picó y salió cerca del caño derecho de Nicolás Peranic. Sobre la hora fue insólito el gol que desperdició Carlos Emmanuel Torres, abajo del arco.

Todo nació en un desborde de Maxi Castano por derecha, centro perfecto y Torres, solito en el área chica, le pegó horrible y la envió a 2 metros por encima del travesaño. Tras los 45 minutos iniciales el resultado era injusto, pues la visita había acumulado los méritos para retirarse en ventaja.

El complemento arrancó con un centro de Sparapani que Torres, libre por el centro, no alcanzó a cabecear. Sobre los 10 min hubo otra increíble chance desperdiciada por Almagro: el pelado Castano habilitó a Ruquet, entrando solito por el centro y, en la línea del área grande, le pegó de primera, muy mal. Si bien el desarrollo se había emparejado, las mejores situaciones seguían siendo de los dirigidos por Néstor Rapa. Morón no llegaba.

Pero… cuenta con Damián. A los 24 min un pelotazo largo y frontal fue seguido de un grave error de la zaga de Almagro, al chocarse Richard Schunke y Diego Ianiero, le quedó a punto caramelo al cordobés y éste, de primera y de sobrepique, le pegó de derecha al ángulo superior de mano izquierda de Peranic. Urgido por la desventaja, Almagro siguió buscando, aunque ahora sin claridad. Sólo tuvo una oportunidad, a los 34 min, cuando Nicolás Gásperi despejó sobre la línea un centro-shot de Nicolás Yaqué. Pero… esto es fútbol. Y a falta de un minuto para el final, otro error defensivo, esta vez de Nicolás Sansotre, quien firó hacia adentro en el borde del área, perdió con Akerman y el goleador histórico se hamacó de izquierda al centro, miró al golero y la colocó a media altura, con un remate seco, contra el palo más lejano.

La ventaja vale doble en un torneo corto, dividido en dos zonas de once equipos cada una, enfrentándose en dos ruedas con un sistema “todos contra todos”, ascendiendo a la B Nacional el primero de cada grupo. Quienes queden segundos, terceros y cuartos jugarán un reducido que definirá el tercer ascenso.

¿Cuáles son las zonas?

Zona A: Fénix, Estudiantes de Buenos Aires, Villa Dálmine, Colegiales, Chacarita, Deportivo Español, Almirante Brown, Brown de Adrogué, Tristán Suarez, Atlanta y Deportivo Merlo.

Zona B: Acassuso, Almagro, Deportivo Armenio, Platense,
UAI Urquiza, Barracas Central, Sportivo Italiano, Los Andes, Villa San Carlos, Comunicaciones y Deportivo Morón.

Foto: Osvaldo Abades (h)