El director del Hospital de Morón salió a desmentir que estuvo dos semanas sin agua

El director del Hospital de Morón, Dr. Martín Latorraca, desmintió que las instalaciones hayan estado semanas sin agua, como había trascendido a través del concejal del PRO Ramiro Tagliaferro, aunque reconoció que había inconvenientes en el barrio con el suministro.

El viernes, el edil macrista, que mantiene una confrontación mediática con el municipio especialmente desde que dejó las filas del Frente Renovador, tuiteó el viernes una foto que retrataba un cartel que habría sido pegado en las paredes del «Lavignolle» y que rezaba: «se suspende la internación por falta de agua». El lunes, con móviles de TN en la puerta del nosocomio, el municipio salió a desmentirlo.

“Gran falta de criterio en la gestión. El Municipio de Morón no puede gastar tantos millones para decirle a la gente esto”, tuiteó el concejal. Y denunció que el nosocomio comunal está “hace siete años en refacción” y que “la obra fue inaugurada seis veces”.

Es lunes, en tanto, la comuna difundió una carta de Latorraca, quien afirmó que «a raíz de las versiones periodísticas, falsas e irresponsables, que circularon en las últimas horas, me veo en el deber de informar que en ningún momento se vio afectada por falta de agua la atención que este Hospital Municipal brinda a la comunidad».

«El día jueves 14 a las 20 hs. la empresa AySA presentó inconvenientes en la zona que afectaron el suministro de agua. En el Hospital el problema estaba resuelto a primera hora del día viernes 15 ya que mediante camiones cisterna se proveyó de agua a toda institución, y el día sábado 16 ya se contaba con el servicio de agua normal y se dejó de necesitar a los camiones cisterna», detalló el director.

Y agregó: «veo con mucha preocupación el hecho de que se haga circular y se trasmita de manera irresponsable, sin chequear ninguna fuente, y sin corroborar los hechos, información tan sensible para toda la sociedad de Morón. Creemos que en ningún caso la especulación política, o los intereses económicos concentrados deben anteponerse al interés general y al bienestar de la población. Manipular estos hechos, difundirlos irresponsablemente, e intentar que los medios masivos de comunicación se hagan eco de ellos, solo responde a la intención de generar pánico y malestar en la comunidad».

Finalmente afirmó que «es mentira que no hubo agua por 15 días y es mentira que se suspendieron las internaciones, por eso llama la atención que nadie haya preguntado siquiera antes de hacer públicas estas versiones».