La CGT Moyano salió en defensa de los delegados del Sarmiento acusados por Randazzo

La CGT Moyano, el cuerpo de delegados de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste y dirigentes del PTS, entre otros, salieron en defensa de los trabajadores denunciados por el Gobierno tras la divulgación de imágenes que mostraron basura en un vagon del Sarmiento, el jueves de paro último. La denuncia penal fue presentada por la operadora del tren Sarmiento, mientras que el ministro de Insterior y Transporte, Florencio Randazzo, pidió el desafuero de los delegados mencionados en su acusación el jueves último, durante la medida de fuerza gremial. La causa está en manos del juez federal de Morón Juan Pablo Salas. El fiscal Leonel Gómez Barbella pidió algunas medidas. Por empezar, que la empresa aporte “mayores descripciones de lo ocurrido e individualice a los autores del hecho”. También pidió filmaciones de las cámaras de seguridad de adentro de las formaciones. Pero, oh sorpresa, el jefe de material rodante habría informado que no existen por un “impedimento técnico”, del que no hay precisión. Sólo se divulgaron imágenes de personal que subía y bajaba de una formación y que se ensamblaron con las fotos que se sacaron del vagón donde se arrojaron los residuos. Los delegados afirman que estuvieron ajenos a esa situación y que todo es un bluff del Gobierno. La delegada Mónica Schlottauer, una de las trabajadoras apuntadas, contestó: “Yo no fui. Acá en lugar de discutir dos bolsas de basura hay que discutir lo que pasa con los puestos de trabajo”, y dijo que “la roña es parte de la civilización”. “Yo me jubilo acá. No soy vándala”, dijo a Radio La Red. Por su parte, el delgado Edgardo Reynoso, otro de los acusados dijo por Radio Nacional que «la delegada de limpieza era la que transportaba las bolsas». Y sumó: «Es totalmente falso lo que dice el ministro, ese equipo no podía salir porque estaba de paro el equipo de conducción y los señales». «Teníamos garantizado el paro entonces cuál era la necesidad, no vamos a paralizar el servicio desparramando basura. Los equipos estaba ahí desde el día anterior y algunos equipos se limpiaron y otros no», indicó Reynoso. La denuncia incluye a Luis Clutet, Rubén Maldonado, y Julio Kapelinsky. «Se trata de una acusación falsa, con el objetivo de desvirtuar los objetivos de la medida de fuerza de los compañeros ferroviarios, pretendiendo con ello intimidar a los trabajadores y seguir criminalizando la protesta social. Por ello, nos solidarizamos con los trabajadores ferroviarios y los acompañamos en su lucha en defensa de sus derechos», comunicó este miércoles la Secretaría de DDHH ( de Julio Piumato) de la CGT opositora. Por su parte, como medida de protesta, los trabajadores del ramal Sarmiento no vendían boletos hoy ni cargaban tarjeta SUBE. El gremio comunicó que «no hubo ningún atentado, ni mucho menos destrozos» y que » lo prueban los videos difundidos por el propio gobierno», que, en rigor no prueban ni una cosa ni la otra. La consistencia y seriedad que el oficialismo declama ante cada denuncia de corrupción tampoco se vio acá. Hace 8 años, ante la primera pueblada contra el ramal sarmiento (incendios en Haedo), Aníbal Fernández había acusado al «Pollo» Sobrero de quemar trenes en una causa armada en la que terminó sobreseído. Los delegados del Sarmiento son opositores a la lista Verde, la que emboscó y asesinó a Mariano Ferreyra,  afín al Gobierno. Sobrero aclaró que “no necesitamos tirar basura para frenar un tren cuando el paro tenía la adhesión el 100 % de los trabajadores». El líder de la Lista Bordó señaló asimimo que “si un delegado mío haría esto, lo hecho a patadas porque me desvía el ángulo de discusión. El Ministro sigue en campaña y hay que dejarlo que diga lo que quiera”. En tanto, la delegada docente Jorgelina Esteche y el delegado del Hospital Posadas Luis Sucher, ambos dirigentes del PTS en el Frente de Izquierda de Moron, realizaron declaraciones ante el pedido de desafuero a los delegados ferroviarios Mónica Scholatauer, Edgardo Reynoso, Luis Clutet y Rubén Maldonado. Jorgelina Esteche señaló que “esta denuncia es una clara muestra de impotencia del gobierno ante los avances de la izquierda en el movimiento obrero, que junto a las patronales y la burocracia persiguen la organización independiente de los trabajadores. Esto es más que claro en la lucha de los trabajadores de Lear donde la patronal luego de despedir más de 120 trabajadores, en complicidad con el SMATA quiere desmantelar la organización de base de la fabrica y a la comisión interna combativa que fue elegida con el 70% de los votos, luego de varias jornadas nacionales donde los trabajadores fueron reprimidos por la Bonaerense y la Gendarmería y los continuos métodos patoteriles del SMATA el día lunes luego de varios fallos judiciales dejaron entrar a los delegados pero los tienen encerrados en una ’jaula’.» Luis Sucher, por su parte, afirmó que “os únicos responsables de atentar contra el transporte público son los funcionarios de este gobierno que como Jaime o Schiavi siguen en libertad, tras ser responsables junto a los Cirigliano y la burocracia de la Unión Ferroviaria, ayer bajo la dirección de Pedraza y hoy de Sasia, de la masacre de Once que se llevó 52 vidas obreras y más de 700 heridos. Por todo esto, desde el PTS nos pusimos a disposición de las medidas que lleven adelante los trabajadores ferroviarios en defensa de su organización, porque si tocan a uno, nos tocan a todos”.]]>