No hubo «moronazo», pero se abrió el diálogo: el gobierno convocó a vecinos y a la oposición

A pesar de que mermó considerablemente la cantidad de manifestantes en la segunda marcha por seguridad convocada este mes a los pies del palacio municipal de Morón y de que el gobierno se niega a que la oposición interpele a su secretario en el HCD, al menos convocó a una serie de reuniones con vecinos y con los presidentes de bloque para formalizar el abordaje del tema.

El pasado jueves se realizó sin mucho éxito el «moronazo» convocado por las mismas redes sociales que lograron reunir más de 500 personas en la Plaza San Martín, el jueves 4. Esta vez apenas superaron las cien. Hubo bronca, decepción entre manifestantes y críticas a los pies del HCD y la Municipalidad.

Un día antes, el presidente del Concejo, Hernán Sabbatella; y sus vicepresentes 1° y 2° (Gerardo Calabria, del FPV, y Mariana Mansilla, una aliada de la UDESO), se reunieron conjuntamente con la secretaria de Gobierno de Morón, Florencia De Luca, con un grupo de vecinos que en la marcha anterior habían entregado un petitorio al oficialismo. Entre otros puntos, pedían la interpelación del secretario de Seguridad municipal, Juan Carlos Martínez, lo cual generó que el massismo, el PRO y el GEN lo citaran para una sesión extraordinaria que por ahora no tiene fecha.

«Sabbatella tenía hasta el jueves para definir una fecha», explicó uno de los ediles firmantes. No obstante, el titular del cuerpo deliberativo informó el viernes que todavía no estaba convocada la sesión y que, en cambio, llamó para el lunes a una reunión de trabajo a los presidentes de bloque, en la que podrían conversar con Martínez. En declaraciones radiales, Sabbatella adelantó también que el secretario no iría a ninguna sesión.

El oficialismo buscó tener el control de las acciones. Por eso el miércoles se reunió con Guillermo Rogmanolli, Lucas Vidal, Mirta Baraibar y Ana María Pastorino, cuatro de los manifestantes considerados como «vecinos» auténticos.

«Nos sentamos a charlar, a comentar las políticas públicas que venimos desarrollando para avanzar en una demanda que es genuina de gran parte de la sociedad de Morón, aunque es un tema que excede al distrito, es una realidad que vive el área metropolitana en Capital y Provincia. En ese marco se dio el debate, con miradas distintas, pero eso es la Democracia, debatir en un ámbito de respeto», explicó Sabbatella a U/M.

Consultado sobre los puntos del petitorio, el concejal sostuvo que «todo lo que está planteado lo venimos trabajando: la descentralización del 911 lo planteamos desde la época de – su hermano, Martín- Sabbatella. No hemos tenido la voluntad de la Provincia. Tratamos de que se escuchen los llamados desde Morón, aunque sea».

Tras confirmar que Martínez no estaría en la extraordinaria, el presidente  del HCD sostuvo que «los concejales que pidieron la sesión no participan de esta mesa de gestión, habiendo sido invitados; hacen demagogia». No obstante, los citó para el lunes próximo en una reunión de comisiones. La comisión de seguridad la preside un radical, Marcelo Joaquim, que no firmó la convocatoria que propusieron sus pares del GEN. El edil de la UCR alegó no haber sido consultado.

Respecto de la primera marcha, Sabbatella sostuvo que atmbién «hubo agitadores que no expresan al conjunto de los vecinos». «Hay vecinos con los que no coincidimos en el abordaje de la problemática, porque hay una mirada de reivindicación de las fuerzas de seguridad. Pero hay personas que han participado de las marchas y que son candidatos de fuerzas opositoras», dijo, y recordó que «quisimos crear la policía municipal y por culpa del massismo en la Legislatura no pudimos hacerlo, tuvimos que avanzar con algo intermedio que es la Policía local».

Sabbatella recordó que «somos muy críticos del accionar de las fuerzas de seguridad» y, consultado, dijo que «no confío en las estadísticas de la Policía, pero es la misma metodología de toda la Provincia». «En este tema cuesta hablar de estadísticas, porque al vecino que sufrió la inseguridad no le importa. Por supuesto hay que tenerlas para planificar las políticas. La información está en la mesa de gestión. Estaría bueno que participen», sostuvo ante las críticas de la oposición que sostienen que no hay información oficial en materia de inseguridad. El propio Sabbatella se encargó de explicar al aire que por ley no se pueden divulgar los datos. En el GEN opinan lo contrario: que se puede, pero no se quiere.

«Tener datos es una cuestión imprescindible que el gobierno ha negado. En 2012 se abrió un observatorio que no da datos ni siquiera ante un pedido formal. Es sano que un funcionario venga a explicar cómo asume las políticas. Lo pedimos por el tema de las inundaciones y lo que se logró en ese momento fue poner el tema en agenda e intentar que quienes tienen la potestad de ejecutar políticas se pongan al frente del tema», sostuvo Analía Zapulla, del GEN, este viernes. A esa altura reconocía que «no sabemos si además va a haber quórum» para formalizar la sesión pedida.