Para Joaquim, «las marchas son legítimas pero han sido cooptadas por el aparato político»

El concejal radical Marcelo Joaquim pidió trabajar «seriamente» el tema seguridad en el HCD de Morón, donde hoy la oposición se reunirá con el secretario municipal Juan Carlos Martínez. Explicó por qué no firmó la convocatoria a una sesión y criticó al gobierno, al massismo y al PRO.

Joaquim no firmó el expediente para la sesión extraordinaria y compartió la postura oficial de hacer la convocatoria cuando lo crea más oportuno, pero dijo que llegado el caso va a dar «el debate».

– ¿Está de acuerdo con la sesión?

– A principios de año fuimos invitados en la comisión de seguridad, que presido, a trabajar con la Secretaría del Municipio. Teníamos reuniones con foros y comisarios. Cuando solicitamos información la respuesta de (el secretario de Seguridad, Juan Carlos) Martínez fue que ellos no podían darnos información. En función de eso decidí no participar más en esa mesa, más allá de que transmitíamos las convocatorias. Porque no vamos a ir a comunicarnos las buenas noticias que ellos tienen para dar. Para este lunes la Presidencia convocó a Martínez al HCD para dar alguna información de lo que está pasando. Lo que es un resultado de las marchas y del pedido de sesión extraordinaria.

– Pero el tema de la convocatoria generó toda una interna en el espacio… (Ndr: GEN firmó, PS y UCR no, aunque tampoco fueron invitados)

– Se generó un debate en UNEN que confío no es una interna electoral. Pero nunca me negué a firmar el petitorio, porque nunca me convocaron. Cuando me avisan (el concejal del GEN Hugo Legramanti) de que se había iniciado el expediente me solicitan la firma para acompañar. No me preguntan si tengo opinión. Se me convoca sólo para eso. Y la verdad que con el FR y el PRO tenemos miradas muy distintas en seguridad. Una es sobre la Policía Comunal, que no se debatió en el Concejo. Lo mismo pasó cuando perdió la vida una nena en un colegio (Sabrina Olmos), donde se debatió si era políticamente correcto o no presentar un proyecto de resolución por la muerte de la chiquita. Yo no quería votar esa locura. La gente nos pone acá para gestionar o controlar. No para participar en marchas o para hacer repudios, porque tenemos una obligación mayor.

– Entre los convocantes a las marchas hay un militante, Gonzálo Sanchez Rey: ¿es parte de la estructura radical?

– No, por lo que tengo entendido está llevando estas cuestiones a título personal. Ahora, no es el único militante político que convoca a estas marchas. Hay otros que algunas vez fueron radicales y ahora están en el Frente Renovador. Estoy de acuerdo con las marchas, que la gente se exprese porque es legítimo, la gente está asustada. Pero creo que más allá del reclamo legítimo son marchas que han sido cooptadas por muchísimos militantes políticos, antes, durante y después de las marchas. Yo lo discuto con ellos. Es la misma postura que tuve con los cacerolazos. No participé de ninguno y me han llovido críticas por eso, porque soy un dirigente político y no puedo participar de una marcha que ni siquiera uno sabe quién la convoca y muchas veces son cooptadas, absorbidas o rozadas por los aparatos políticos. En la marcha última no, pero en la anterior el equipo de sonido lo puso una estructura partidaria. Son cuestiones en las que hay que tener mucho cuidado. Por el tema de inundación se trataron cosas más específicas. Este tema es distinto.

Sin tratamiento

«No sé por qué no se trató la Policía. Quizás nunca pensó el oficialismo que la Policía Comunal iba a ser un hecho. El municipio prevé sumar 360 policías, hemos hecho convenios con la UM, con SITAS, pero no pasó por el Concejo Deliberante. Las gacetillas municipales con la firma de Hernán Sabbatella llegan pero por el Concejo no pasó», se quejó Joaquim.

Y concluyó: «El compromiso es trabajarlo seriamente, entendiendo cuáles con las responsabilidades del municipio y cuáles las de la Provincia y la Nación. En estos proyectos que se presentaron no leí una sola línea que critique la responsabilidad del gobierno bonaerense».