Finalmente se debatirán en la sesión de este jueves todos los proyectos sobre seguridad

Tras idas y vueltas, el Concejo Deliberante debatirá en la sesión ordinaria de este jueves los proyectos referidos a seguridad que la oposición había pedido tratar en una extraordinaria, conjuntamente con los convenios que la Municipalidad firmó por la Policía Local y que debían ser homologados.

El acuerdo se terminó de sellar anoche, después de que se levantara la sesión extraordinaria solicitada por el Frente Renovador, el Gen y el PRO, que había sido fechada para este viernes. Una semana después de presentada la nota a la Presidencia del cuerpo, Hernán Sabbatella realizó el llamado, pero ya había adelantado que el secretario de Seguridad municipal, Juan Carlos Martínez, no iba a ser interpelado por los ediles que solicitaban su presencia. En un principio el oficialismo dilató la convocatoria, mientras encaraba reuniones de trabajo entre Martínez y concejales.

Hace una semana el gobierno también recibía cuatro de los vecinos que firmaron un petitorio a la manifestación del 4 de septiembre. Fue justo antes de la segunda marcha, que tuvo una merma evidente en su muchedumbre. Sin embargo, eso no bastó para calmar la presión. Hasta la asociación MAFAVI le pidió a Sabbatella, el martes, que llame a la sesión «en 72 horas».

Pero la sesión finalmente se levantó porque apenas dos expedientes iban a ser tratados sobre tablas y hasta corría peligro de no tener el quorum suficiente para tratarlos, lo cual no va a ocurrir este jueves. Prácticamente no tenía sentido, se informó, y por eso oficialismo y la oposición terminaron por enviaron todos sus proyectos para que se traten sobre tablas, sobre el final de la primera ordinaria del mes, que comienza a las 17 horas.

Allí el acuerdo es que se trate «todo». El Gobierno presentó a la oposición los convenios firmados con Provincia el lunes, en la reunión con Martínez, que también dejo mucha tela para cortar. Estuvieron los presidentes de bloque de Nuevo Encuentro, Virginia Veyga; del FPV, Claudio Román; del GEN, Analía Zapulla; y del socialismo, Adriana Kreiman.

Los bloques del massismo y el PRO, que habían pedido la extraordinaria no se presentaron; tampoco el radical Marcelo Joaquim, que no había firmado el petitorio. Zapulla fue la única que sí lo había frimado y que concurrió a la cita oficial, aunque a su salida la calificó como de «tres puntos».

«El ámbito natural de discusión de los concejales, como representantes de los vecinos, es el recinto del Concejo Deliberante. Hicimos lo que correspondía que es lo que marca la Ley Orgánica de las Municipalidades, el Reglamento Interno del Concejo Deliberante y la Ordenanza de Procedimiento Administrativo”, explicaba el macrista Ramiro Tagliaferro el lunes. «Evaluamos una presentación judicial por incumplimiento del reglamente interno», decía el titular del FR, Martín Marinucci, cuando todavía no tenía fecha la extraordinaria, que depués se fijó y se levantó.

“Con su ausencia en esta reunión de trabajo tanto Marinucci como Tagliaferro vuelven a demostrar que solo les interesa la seguridad cuando se trata de hacer un show para sacar algún rédito político”, cuestionaba, mientras tanto, Veyga.

En el recinto, el oficialismo intentará exponer sus políticas públicas sobre seguridad; mientras que la oposición la falta estadísticas y de un mapa del delito con datos que el gobierno afirma que no puede presentar por cuestiones legales. En la semana UNEN se mostró partido, pero es probable que siga los designios de las fuerzas nacionales que estuvieron en contra de la Policía Comunal, algo que el massismo acompañó a medias en la Legislatura y que terminó por avalar en Ituzaingó, donde aún con críticas votó junto al kirchnerismo. La oposición, en esto, estará dividida.