Toma de rehenes con desayuno en Ituzaingó

Dos delincuentes fueron detenidos tras mantener como rehenes durante casi cinco horas a un hombre y a su mujer en una casa de Ituzaingó, adonde habían ingresado a robar y hasta llegaron a desayunar con las víctimas. Un tercer cómplice que logró escapar.

Nicolás, la víctima del asalto, contó esta mañana a la prensa que, durante la toma de rehenes, los asaltantes le pidieron que les haga un café porque no sabían manejar la cafetera, y le explicaron que se trataba de un hecho al voleo.

El hecho ocurrió alrededor de las cinco de esta madrugada en la calle Thorne, entre Darwin y Orán, en Ituzaingó Norte, y al menos un delincuente más logró escapar por los techos de casas vecinas cuando llegaron los efectivos.

Según las fuentes, todo comenzó cuando los delincuentes lograron acceder a la vivienda y sorprendieron al dueño y a su mujer que se hallaban descansando.

«Entraron forzando la reja de una ventana y estuvimos retenidos cinco horas», dijo Nicolás, quien explicó que los ladrones los encerraron en una habitación y los maniataron y amordazaron.

Los delincuentes se apoderaron de los relojes, teléfonos y otros objetos de valor del dueño del lugar y de su mujer. «Primero nos pidieron todo el efectivo, como era un lindo dúplex creyeron que era nuestro, no alquilado. Creyeron que teníamos más efectivo», dijo el hombre, quien también relató que los delincuentes «habían preparado el televisor y una computadora» para robar, pero que no se la habían llevado.

«No teníamos mucho, pero todo lo que habían encontrado, relojes y demás, lo habían `manoteado`. Parte de eso, se llevó el primer muchacho, el que logró escapar», agregó.

El robo fue alertado por un vecino al Comando Prevención Comunitaria (CPC) de Ituzaingó, por lo que varios móviles se dirigieron de inmediato al lugar.

Fuentes policiales dijeron que dos delincuentes, al ver a los patrulleros, lograron escapar por los techos de casas vecinas, pero otros dos no lograron huir y regresaron a la casa, donde se atrincheraron con las dos víctimas como rehenes. Sin embargo, otras fuentes y la propia víctima del asalto afirmaron que, en realidad, los delincuentes que participaron del hecho eran tres y un solo asaltante logró escapar.

Los delincuentes se mantuvieron atrincherados con los rehenes durante cinco horas hasta que finalmente se entregaron ante el titular de la Unidad Funcional de Investigación (UFI) 6 de Morón, Alfredo Ferreyra.

«El trato de los delincuentes era ameno. Nos dijeron que fue al voleo y que la ligamos a nosotros porque nos tocó», dijo el hombre, quien aclaró que los asaltantes les pedían disculpas.

«Dijeron que se sentían mal porque la situación no está buena. Nos dijeron que lo hacían por necesidad», agregó. En medio de la toma de rehenes, los asaltantes le pidieron al dueño de casa que les preparara café, porque no sabían utilizar la cafetera. «No es que se lo hicimos con todas las ganas, pero se llevaron a mi novia para que les hiciera un café. Fue más tratar de mostrar cooperación de nuestra parte», afirmó.

El fiscal ordenó el traslado de los detenidos a una seccional de la zona y los indagará en las próximas horas, dijeron las fuentes.

Fuente: Télam