Cristina suspendió acto en hospital de Morón; el jueves, audiencia pública por la recolección

La Presidenta Cristina Kirchner suspendió por «razones climáticas» el acto de este miércoles 29 en Morón, en el que iba a inaugurar la primera etapa de la remodelación del Hospital Municipal.

La mandataria tenía pensado retomar su agenda esta semana, después de los homenajes a su ex marido en Santa Cruz, para mostrar junto al intendente de Morón, Lucas Ghi, los avances en el nosocomio, que demandó una invesión superior a los 300 millones de pesos. La obra había sido anunciada por la propia Cristina en 2009, con un presupuesto total de $163M. El pronóstico de lluvias hizo cambios los planes de Presidencia y el acto de reinauguración se suspendió hasta nuevo aviso.

La nueva planta principal por la calle Córdoba cuenta con internación y obstetricia: 6 pisos, planta baja y subsuelo, ascensores para pacientes y para el personal del hospital, iluminación natural en todos los pisos, una maternidad segura centrada en la familia, centro obstétrico, salas de trabajo de parto y un sistema de cuidados progresivos.

El nuevo hospital tiene habitaciones dobles de internación con baño privado, televisores led de 32` y aire acondicionado con control individual; camas de maternidad con sus correspondientes cunas para internación conjunta, neonatología, terapia intensiva y más quirófanos; entre otras prestaciones.

 

Convenio por la basura

En tanto, Ghi y el presidente del Concejo Deliberante, Hernán Sabbatella suscribieron un convenio con Poder Ciudadano para que forme parte de la audiencia pública para la licitación del servicio de recolección de residuos que se realizará el próximo jueves 30 de octubre a las 18 hs. en el HCD.

Para la audiencia también fueron convocadas instituciones del partido, organizaciones vinculadas a la temática y vecinos. El viernes 31 de octubre a las 10 hs. se espera que Sabbatella brinde detalles del proceso público. Este año el oficialismo prorrogó por segunda vez el contrato con Urbaser, que había vencido el 31 de juli, cuando se ratificó el llamado a licitación de un servicio que la firma de origen español realiza desde el 2000. Ese año ganó con una oferta que rompió el mercado. Luego, en 2006, volvió a ofertar asociada con Transportes Olivos y en 2010 se le prorrogó el contrato. Los bloques del Frente Renovador y la UCR no avalaron la prórroga votada en julio, y el socialismo pidió municipalizar el servicio.