Calor, protestas y negocios cerrados: exigen bolsos de comida y un bono de fin de año

La organización de Libres del Sur Barrios de Pie realizó este martes un jornada de protesta en supermercados, que incluyó el pedido de bolsos de comida frente a la Disco de la calle García Silva al 800 en Morón. En Capital, se movilizaron también para pedir al Gobierno un bono de fin de año.

El reclamo en Morón tuvo como disparador «la falta de asistencia alimentaria en los comedores del Barrio Carlos Gardel y Santa Laura: hace bastante tiempo que le vienen reclamando al Municipio de Morón por ayuda de alimentos pero los asistentes dicen que no los escuchan y que la ayuda no llega».

Mónica, una coordinadora que se entrevistó con el personal jerárquico del establecimiento Disco, dijo al diario Latitud 35 que quedaron en contestarle dentro de las 48 hs, mientras tanto los manifestantes se dirigieron a la Dirección de Acción Social pero no fueron recibidos por los funcionarios.

“Del Municipio recibimos sólo una garrafa y el merendero tuvimos que cerrarlo los sábados», comentó Mónica, que lleva 14 años y tiene a cargo 172 personas que asisten a los comedores.

Sergio, otro coordinador, intento reunirse con los responsables de Acción Social, pero a la salida de la reunión dijo sentirse “discriminado por esta gente, porque no puede ser que nos dejen con 200 chicos sin alimento por un problema político o porque somos de una clase social baja”.

«Esto ya ha pasado con la gestión de Sabbatella (Martín) y ahora lo mismo con Ghi (Lucas)”, advirtió.

La organización también llevó adelante la movilización en Capital Federal y en otros 25 hiper y súper de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, para pedir «que colaboren en solidaridad con las familias humildes para pasar unas fiestas dignas», según expresaron en un comunicado.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de la agrupación, estuvo junto a un centenar de manifestantes con pancartas que pedían «Bonos navideños para cooperativas» y «para los que menos tienen», «Donaciones para comedores», frente al Coto de Constitución, donde entregaron un petitorio a los directivos.

«Hemos llevado un planteo a Jorge Capitanich de un bono de fin de año para aquellos trabajadores de cooperativas, beneficiarios de planes sociales y jubilados, porque creemos que el aumento de precios ha licuado los salarios y el Estado tiene que hacer una transferencia directa para paliar esta situación», afirmó Menéndez.

Los híper Wall Mart de Avellaneda, el Carrefour de La Matanza y de San Martín; y en los súper Vea de Moreno, Disco de Moróny La Plata, Carrefour de Don Bosco, Maxi Consumo de San Isidro, entre otros, fueron otros puntos de protesta.

 

Fin de año caliente

Ayer, los comercio del centro de Morón mantuvieron sus persianas bajas por temor a hechos de violencia. Es que el lunes una protesta de vendedores ambulantes derivó en acciones policiales y una denuncia penal.

El Municipio salió en repudio «del accionar de las redes ilegales de venta ambulante de mercadería que hoy provocaron disturbios en el centro de Morón, amenazaron a comerciantes y trabajadores y atentaron contra instituciones públicas del partido». La Unión de Cámara Empresarias de Morón (UCEM) acompañó el repudio.

La comuna inició «las acciones legales correspondientes y ampliará la causa con pruebas contundentes para que se investigue a los responsables de estos actos de vandalismo, que usan métodos violentos con el objetivo generar miedo y mantener posiciones de poder a través del uso de la fuerza».

«Estas redes ilegales dirigen desde sus 4×4 a grupos vandálicos para no perder sus privilegios y seguir funcionando en forma clandestina. Desde el Municipio se seguirán llevando adelante todas las acciones necesarias para proteger a los comerciantes y a los trabajadores y para erradicar el comercio ilegal y la venta de mercadería de dudosa procedencia y no autorizada en la vía pública», indicó el Ejecutivo de Morón mediante un comunicado.