Castelar: detuvieron al cocinero acusado de abuso, que se negó a declarar ante la Fiscalía

El cocinero del jardín Bautista Alberti de Castelar, Antonio Silvero, se negó a declarar este martes por la mañana luego de ser detenido durante la madrugada por las denuncias de abuso sexual reiterado agravado. Tiene en su contra al menos de 11 denuncias. Ayer la Fiscalía 3 allanó su domicilio, como el colegio, que permanecerá clausurado en forma preventiva por otras 48 hjoras, aseguró hoy el intendente de Morón, Lucas Ghi.

Hasta el momento no se hicieron pericias psicológicas a los menores presuntamente abusados y a pesar de que la primera denuncia surgió en abril de este año, el hombre fue apartado de su cargo recién el viernes pasado. Silvero fue aprehendido durante la madrugada por un operativo montado en Merlo; y los investigadores ya tienen en su poder teléfonos y computadoras del acusado, y cinco colchonetas del jardín para ser periciadas.

cocineroLa clausura, en tanto, fue implementada tras una reunión que el lunes el jefe comunal mantuvo con 150 padres, luego de la cual se dirigieron a la fiscalía de Morón para mantener una reunión con los funcionarios judiciales y conocer detalles de la causa. El Colegio emitió, en tanto, un comunicado y prevé reabrir las aulas el miércoles. Ante esto, hubo quejas de los padres y el jefe comunal ratificó que «se mantendrá la clausura preventiva», hasta que la Provincia tome cartas en el asunto y decida si la institución presenta el personal y las garantías necesarias para dar clases.

Por su parte el fiscal Pablo Galarza, a cargo de la fiscalía 3, ordenó el allanamiento de la institución educativa, donde se secuestró documentación, mientras que también se allanó la casa del cocinero, acusado por los padres de haber sido el autor de los abusos.

Ghi dijo que «la clausura es por seguridad e higiene» y agregó que convocó «a los padres más allá de que el municipio no tiene competencia, porque se trata de una establecimiento privado, sino porque también son vecinos de Morón».

«Tratamos de contener a los padres en esta difícil situación; hasta ahora son cuatro las denuncias aunque en la reunión surgieron otros testimonios por lo que seguramente serán más los casos», detalló el jefe comunal.

Indicó, además, que le pidió a la fiscalía «la ampliación de las medidas y la celeridad en la actuación porque se trata de una situación altamente lesiva para la salud psíquica y física de los niños»

Ghi destacó que la clausura del colegio fue por irregularidades que puede sancionar un municipio y agregó que le pidió «a la provincia de Buenos Aires que intervenga y amplíe las medidas».

Los padres se habían vuelto a concentrar esta mañana en la puerta del colegio para exigir una respuesta a las autoridades de la institución luego de haberse hecho públicas las denuncias que al menos cuatro nenes habrían sufrido abusos de parte del cocinero.

Según relataron los padres, el cocinero aprovechaba la ausencia de la maestra para «bajarle la bombacha» a algunas nenas, a las que «manoseaba» y «besaba en la boca».

Catalina, madre de una alumna del jardín aseguró que «las autoridades del colegio no dan respuesta, no se hacen cargo de nada», y denunció que «aún no han separado al cocinero de su cargo». «Queremos que esto se sepa, que toda la comunidad educativa sepa lo que esta pasando en el colegio», señaló la mujer.

 

Los echan

Tras más de 24 horas de conflicto, las autoridades del Colegio perteneciente a la Universidad Abierta Interamericana (UAI), decidieron echar a la directora y separar al ayudante de cocina acusado por casos de abuso en el jardín de infantes.

“Se asumen los errores de comunicación, particularmente con los padres afectados en el caso referido. Pedimos disculpas, estamos abiertos a conversar con esos padres y nos ponemos a disposición para abordar las acciones que resulten necesarias. Asimismo, y ante esta problemática, queremos aportar a nuestra comunidad la información detallada sobre el accionar que se fuera llevando adelante, motivo por el cual realizaremos las reuniones pertinentes”, señaló la escuela esta tarde en un comunicado.

Luego informaron sobre las decisiones tomadas: «Se ha removido a la Prof. Mónica Guarilla, como Directora General del Colegio Alberdi, a instancias de errores procedimentales en el caso de conocimiento público. Separar del cargo al ayudante de cocina acusado en el hecho referido. Separar del cargo a la maestra de sala de 3 años bilingüe».

Además indican que «se ha dispuesto que la Mg. Diana Capomagi, Presidenta del Directorio, asuma la Dirección General del Colegio a partir del día de la fecha, quien junto al cuerpo directivo se encuentra revisando los procedimientos y protocolos de funcionamiento del colegio, desde todas las dimensiones necesarias, normalizando aquellos desvíos que pudieran detectarse. El equipo de conducción se propone garantizar mecanismos de consulta y participación de los padres en todo el proceso de trabajo».

También señalaron que «respecto de aquellos padres cuyos hijos requirieran apoyo psicológico, la institución ha dispuesto un equipo de profesionales con el que se pueden contactar a la línea telefónica número 52958151 a partir del día martes 25 desde las 9hs. Allí podrán comunicarse para solicitar la atención requerida, así como canalizar todas las dudas que puedan tener».