La Provincia intervino el Colegio Alberdi por las denuncias de abuso: otras 48hs clausurado

La ministra de Educación bonaerense, Nora de Lucia, decidió intervenir el establecimiento y expulsó las autoridades del Colegio Alberdi de Castelar hasta tanto se resuelva la situación judicial por la denuncia de abuso de menores abierta con un cocinero en la Fiscalía N° 3 de Morón.

La denuncia fue caratulada como «abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores» este martes, lo que agravaría la pena contra el ayudante de cocina de la entidad que pertenece a la Universidad Abierta Interamericana (Grupo Vadeduc).

Tras la clausura preventiva de la comuna y el pedido de interveción de las autoridades provinciales, De Lucia informó hoy que se ordenó el desplazamiento de todos los adultos implicados en los abusos del jardín de Castelar y confirmó la clausura por otras 48 horas de la entidad educativa.

«Como Estado, no vamos a tolerar este tipo de situaciones», manifestó en declaraciones televisivas la ministra de Educación, al tiempo que detalló: «Hoy el colegio tiene un sumario institucional, y hemos coordinado el desplazamiento de la directora, de la maestra y del auxiliar de cocina».

«El sistema educativo no puede permitir que sucedan estas cosas. Somos muy rigurosos en estas cuestiones, enseguida desplazamos a todos los que estuvieron implicados, sumado a la clausura de la institución. El sistema educativo no puede permitir que sucedan estas cosas, y si suceden debemos actuar con todo el rigor», argumentó la funcionaria.

Denuncias

En cuanto a la causa, este martes por la mañana el acusado -que esta detenido desde anoche en la DDI de Morón- se negó a declarar ante la Justicia y continuará aprehendido. Los investigadores ya tienen en su poder teléfonos y computadoras del acusado, y cinco colchonetas del jardín para ser periciadas.

Hasta el momento, no se hicieron pericias psicológicas a los menores presuntamente abusados y a pesar de que la primera denuncia surgió en abril de este año, el hombre fue apartado de su cargo recién el viernes pasado.

Según relataron los padres, el cocinero aprovechaba la ausencia de la maestra para «bajarle la bombacha» a algunas nenas, a las que «manoseaba» y «besaba en la boca». «Queremos que esto se sepa, que toda la comunidad educativa sepa lo que esta pasando en el colegio», señaló la mujer.

El intendente de Morón, Lucas Ghi, pidió que se «intervenga» el establecimiento privado, hasta tanto se esclarezcan las denuncias de abuso de niños que involucran al cocinero de la institución». El jefe comunal dijo que cuando tomó conocimiento del caso «se puso en contacto con las familias» de los niños que concurren al jardín de infantes del colegio e indicó que dispuso la «atención mediante el gabinete de psicólogos de la comuna de las personas que así lo requieran».

«Fuimos también a la fiscalía para pedir la mayor celeridad en el proceso», señaló Ghi en declaraciones a Radio América. «Lo que está en juego es la salud de los niños», afirmó el funcionario, y dijo que el estado de preocupación afecta a las 1.500 familias de los alumnos de los tres niveles del colegio.

Dueños

El jardin forma parte de una red de instituciones que integran la Vanguardia Educativa, más conocida como «Vaneduc». Se trata de una empresa creada por Edgardo Néstor Vicenzi, un hombre dedicado a la educación privada que tiene 20 colegios, campos de deportes, gimnasios y la Universidad Abierta Latinoamericana, entre otros emprendimientos.

Se trata de la secta más comúnmente conocida como la Iglesia de la Unificación, que se ha expandido a la mayoría de las naciones del mundo con gran cantidad de miembros y alianzas tanto con el poder económico como el político a nivel global. Aunque no hay información oficial, Vaneduc tendría relación con la secta Moon que toma el nombre de su fundador: el ingeniero norcoreano Fong Myung, quien cambió su nombre a Sun Myung Moon.