Morón: Vecinos denuncian por contaminación a La Cantábrica y no quieren su ampliación

La audiencia pública por el proyecto de ampliación del Parque Industrial La Cantábrica de Haedo hacia terrenos del FFCC marcó una fuerte oposición de decenas de vecinos del barrio que realizaron desde denuncias de contaminación hasta objeciones técnicas en el expediente.

La jornada tuvo lugar en el recinto de sesiones del HCD, el miércoles 26, y contó con una asistencia superior al centenar de inscriptos, la mayoría se anotó para opinar sobre este tema, que fue el último de una lista de vías de excepción que deberán tratar los bloques de concejales.

El miembro informante del Ejecutivo fue el secretario de Planificación, Gustavo Mosquera, quien repasó distintas intervenciones urbanas en la zona, como la “Media Luna de Goria”, al este del Parque, dentro de un  “proceso de reconversión de espacios ferroviarios” que todavía sueña con el soterramiento.

Para la ampliación del Parque, el Gobierno Nacional ofreció ceder cinco hectáreas, donde habrían de ampliar sus instalaciones entre  6 y 7 empresas de La Cantábrica I. El polo industrial ya se amplió hacia el norte del Parque, sobre el predio de Eternit, en lo que se conoce como La Cantábrica III.

El primero de los vecinos autoconvocados en hablar, Horacio Saluzzi, denunció que “no se ha realizado un estudio de impacto ambiental” e hizo hincapié en el negocio empresario: “La plata no está, viene de un endeudamiento. No sabemos el valor de las tierras. Se habla de 11 a 16 millones de dólares la hectárea. Estamos regalando algo que no corresponde.”

Juan Alberto, otro vecino, apuntó: “En cualquier país moderno las industrias van a las periferias. La Cantábrica contaminó y sigue contaminando. Hubo juicios, muertes y por falta de control son responsables. Inyectaban a presión los líquidos. Luego por cloacas los mandaban al Arroyo Morón. Para un negocio de 40 hay que arriesgar a 40 mil vecinos”, dijo el hombre. Nadie hizo mención personal al juicio que se inició por una sospechosa muerte en el barrio, aunque Alberto contó que su nieto sufrió un cáncer de esófago a los 7 años.

“El pensamiento de los vecinos quedó expresado en el recinto. No todo es el problema ambiental, también el tema ferroviario, que no es menor. Si ese terreno forma parte del Parque no se puede utilizar nunca más. Hay vecinos que están en juicio con algunas empresas del parque. Hubo denuncias serias y un vecino llegó a manifestar que en las madrugadas escuchaban silbidos y salió al patio y registró una columna de humo. Eso está documentado”, resumió el edil socialista Favio Martínez, uno de los concejales de UNEN que votó en contra del convenio entre el Municipio y Nación.

Los otros fueron los bloques de la UCR y el GEN, que ya adelantó que rechazará el proyecto, cuando llegue a la bancas. La única que se había manifestado a favor era la socialista y precandidata Adriana Kreiman, a quien una vecina le imputó en la cara su posición, lo que generó un revuelo de varios minutos. Nuevo Encuentro, FPV, Frente Renovador y PRO habían votado a favor del proyecto y no hicieron objeciones en la audiencia.

Aún así no definió su voto Martínez. “El Parque hoy está muy cuidado. Estimo que la mayoría de las empresas se han adecuado, pero afectan de cualquier forma. Está en un muy mal lugar”, reflexionó. El oficialismo tenía planeado que se trate en la última sesión del año, el 18 de diciembre, pero es muy factible que se termine estirando hasta el 2015.

En la audiencia hubo participación de la Unión Industrial del Oeste, que defendió la inversión y el generamiento de puestos trabajo por parte de los empresarios. Al mismo tiempo se negó que existan muertes en el barrio por contaminación.

 

Estudio

El estudio de prefactibilidad del expediente Cantábrica II sería una de las claves. En primer lugar, porque el mismo comienza por aclarar que no le alcanzó el dinero, ni hubo posibilidades de ingresar al predio en cuestión, lo cual de todas formas no interesaba tanto a la cuestión ambiental. Es que lo que se ofreció fue un examen sobre la posible utilización de ese suelo para la radicación de industrias, y no el impacto socioambiental que ejercería en el barrio. También criticaron el procedimiento seis organizaciones ambientales que no se presentaron a la audiencia para no avalarla.

En una nota enviada al presidente de Comité de Cuenca Río Reconquista y ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía, se recordó que el proyecto de La Cantábrica II se “sitúa en áreas del territorio de la Cuenca Reconquista, en la Cuenca del Aº Morón, y se desconoce intervención y/o aprobación por parte del Comité de Cuenca para el Río Reconquista (COMIREC) y su correspondencia con un Plan de Ordenamiento Territorial de la Cuenca.

“Se desconoce con qué diagnóstico actualizado sobre el Arroyo Morón se cuenta”, siendo que en el “diagnóstico y los trabajos de relevamiento y Fiscalización industrial” realizados  en 2009 “no publicaron mediciones de monitoreo de agua del Programa de Vigilancia del Reconquista.

La carta advierte sobre un proyecto en el que “cada industria deberá resolver su disposición de efluentes en el caso de ser necesario debido a su peligrosidad”. La nota lleva la firma de COEPSA, Asociación Respeto Ambiental Haedo, Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza, Asamblea Delta y Río de la Plata, y Grupo de ambiental El Tigre Verde.