Seis heridos por un derrumbe en una escuela de Villa Tesei; el FPV había resistido su clausura

Ayer se produjo un derrumbe en una construcción de la Escuela 21 de Villa Tesei, lo cual dejó seis heridos que fueron trasladados y atendidos en el Hospital Municipal y ya se encuentran fuera de peligro. Se trata de la obra que el gobierno municipal había clausurado y motivó la furia del FPV.

El establecimiento, que construye la Provincia con recursos de Nación, se encuentra en Aristizábal y Solanet del Barrio Mitre y fue noticia en septiembre pasado luego que personal del Municipio decidiera su clausura al detectar anomalías en la edificación. Aquella decisión fue cuestionada por el Frente para la Victoria, cuyo candidato, el concejal y Secretario Administrativo de Amado Boudou en el Senado Nacional, Juan Zabaleta, impulsa personalmente la iniciativa; y también por el gremio docente SUTEBA.

Tres meses más tarde, la construcción de la escuela, enmarcada en la agitada pelea política del distrito, vuelve a ser noticia. “Es una obra que no tiene habilitación de plano municipal, no presenta ningún estudio de suelo, ni de zonificación; no tiene los permisos por parte de los servicios, al momento de la inspección no había presencia de ningún técnico encargado, al igual que las personas trabajando allí no contaban con el mínimo de las normas de seguridad necesarias y desconociendo la existencia de planos firmados por profesionales que avalen el correcto funcionamiento de la estructura a partir de los cálculos correspondientes, entendemos que las irregularidades de esta obra son un verdadero peligro”, alertó al momento de la clausura el ingeniero David Korb, de Inspección General del Municipio.

Por su parte, a través de un comunicado, el intendente Luis Acuña afirmó que, “es un hecho lamentable lo que sucedió ya que podría haberse evitado. Por parte del Municipio se hicieron en reiteradas oportunidades advertencias sobre el estado de la construcción. Gracias a la pronta respuesta de nuestro personal de Salud se intervino de manera inmediata y ya están todos los damnificados fuera de peligro”. Y agregó: “Soy responsable de lo que pasa en el distrito y no voy a permitir que por fines meramente electorales, vengan a poner en riesgo la vida de nadie. Si un vecino cumple con todas las normativas correspondientes a la hora de hacer una obra en su casa, más aún debe hacerse en la construcción de un edificio que albergará chicos”.

De acuerdo a voceros del Municipio, “el jefe comunal realizó en varias oportunidades llamados a la responsable de Educación bonaerense, Nora de Lucía”, pero la funcionaria “nunca respondió ni hizo llegar respuestas a los reclamos realizados de lo que podría haber sido una tragedia”.
Pese a esto, De Lucía acompañó en noviembre último a Zabaleta y al gobernador Daniel Scioli para “supervisar el avance” de las obras de la Escuela 21, durante la colocación del cartel de inicio de la obra para la UPA, anunciada con un plazo de obra de 120 días, pero cuyos avances son, hasta el momento, a dos meses de aquel acto, inexistentes.