Se negó a declarar el asesino del minicuper que disparó contra un conductor en Hurlingham

Mientras familiares y amigos de Nicolás Gómez despiden sus restos, la Justicia espera la declaración de Gastón Carlesi, de 32 años, quien fue detenido tras dispararle a aquel desde un minicuper, cuando ambos circulaban por avenida Vergara, a la altura de Villa Tesei. El acusado tiene antecedentes.

Gómez, de 22 años, fue baleado en la mañana del viernes mientras manejaba su Ford Falcon, junto a otros tres amigos, con quienes iba a «comprar un pancho», según relató su hermana.

La locura se desencadenó cuando Carlesi, a bordo de un minicuper prestado, intentó pasar al Falcon y éste, en lugar de abrirse y ceder el paso, comenzó a «zigzaguear». Finalmente, el hombre logró su cometido, pero durante esa maniobra, alguien desde el Falcon le arrojó un vaso de fernet.

Carlesi aminoró la marcha y le pegó un tiro en el pecho a Gómez, aún desde arriba de su Mini. «El herido fue trasladado al Hospital local y murió momentos después», detalló Walter Iguiñez, jefe departamental de Morón.

Carlesi, que en el momento de la tragedia viajaba junto a por lo menos una de sus hijitas, está detenido y acusado de homicidio simple y quedará en la cárcel hasta que se resuelva su situación procesal. Ayer se negó a declarar.

Gastón Carlesi quedó detenido luego de negarse a declarar ante la Justicia de Morón. Así lo decidió la fiscalía de Morón en el caso que lleva el juez Jorge Rodríguez bajo los cargos de homicidio simple y portación ilegal de armas de guerra.

f700x390-243439_282457_19Uno de los acompañantes del auto en el que iba la víctima dijo en diálogo con TN que el ocupante del Minicuper se molestó porque su auto fue salpicado con un vaso de fernet que se le volcó en un pozo y comenzó a perseguirlos. Una cuadra y media después los alcanzó y disparó.
«Sacó el fierro y le tiró. Yo me tiré para adelante y los empujé. El acompañante está vivo porque alcancé a empujar», dijo. Y aclaró que Carlesi no dijo nada antes de disparar.

«Mi hijo no va a volver. Quiero Justicia. No quiero que haya otro Nico más», dijo el padre de Gómez en diálogo con la prensa. Y estimó que la reacción de Carlesi pudo haber estado relacionada con el uso de drogas. «Esto pasa por la falopa. Este chico está enfermo, no puede matar a mi hijo como lo hizo».