Vuelve a la paz al Deportivo Morón, que empieza a diagramar el equipo para el 2015

Antes de la vuelta a los entrenamientos del plantel profesional de Fútbol, este sábado en el club, Deportivo Morón vivió días de tranquilidad: se habrían amigado el DT Blas Giunta con el goleador Damián Ákerman, aunque hay versiones de su incorporación a Gimnasia y Esgrima de Mendoza.

El 2014 terminaba agitado para el Gallo. Sin ascenso y con interna escandalosa entre Giunta y el 9 titular, por su ausencia en los últimos encuentros de la temporada. Fuentes del club aseguraron que se arreglaron las diferencias y que ambos seguirán trabajando en la entidad, ya que tienen contrato, pese a que el técnico había pedido la salida del delantero del plantel, por considerar que no estaba comprometido con el equipo. Si bien se juntaron a charlar, el sueño de Giunta podría darse ya que el Lobo mendocino fue por el goleador, para jugar a partir de marzo en la B nacional.

Por ahora, no hay incorporaciones, pero se sabe que habría varias salidas. El lunes los jugadores se trasladarán a un predio  perteneciente al ex futbolista Gabriel Calderón donde se realizarán los trabajos más fuertes de la pretemporada. La otra gran polémica también estaría subsanada: la llegada de una productora ligada al dueño de Pinar de Rocha, quien goza de prisión domiciliaria por le crimen de su ex esposa, para explotar un espacio debajo de la platea visitante. Se suponía que organizarían recitales y le dejarían un canon al club. Esto que fue aprobado a principios de diciembre por la comisión directiva, fue cuestionado en una asamblea en la que el presidente, Diego Spina, aclaró que aún no había nada firmado.

Fuentes del Gallo confiaron que la operación se «cayó» por las críticas. Spina, en tanto, no pidió licencia, aunque sí volvió al Municipio, como se especulaba. El 31, subió una carta pública al sitio oficial del CDM:  «Terminamos un nuevo año en la vida institucional de nuestro querido Deportivo Morón. Un año plagado de alegrías y tristezas. Un año que tuvo aciertos pero que sabemos, también tuvo errores. Un año especial», sintetizó.

Redactó: «Este año que termina volvimos a sufrir por nuestro fútbol. Sabemos de la importancia fundamental y básica que tiene en la institución y como tal nos hacemos cargo de no haber podido conseguir el único objetivo con el que sueñan todos ustedes hace 15 años (desde que se perdió la categoría).

Pero en este año también tuvimos ascensos con el básquet y el voley. También tuvimos a nuestras chicas de patín viajando y demostrando por todos lados las maravillas que hacen. Tuvimos al karate representándonos a nivel internacional de excelente manera. Tuvimos a los más de 400 chicos y chicas del baby y a los más de 1.500 chicos que participan en las ligas de fútbol infantil y juvenil. Tuvimos un gran año que culminó con la permanencia en la categoría de los chicos del Futsal. Un año en el que el boxeo tuvo sus momentos de gloria. Y tuvimos actividades nuevas como el Roller Derby, la Danza y el Departamento de Cultura.

Fue un año en el que se trabajó incansablemente para que nuestro Predio luzca tan lindo como luce y que pueda recibir cómodamente cientos de socios y socias cada fin de semana.

Fue un año con el sinsabor deportivo de nuestra principal actividad pero con el éxito institucional y deportivo en el resto de las áreas. Y un año en el que alcanzamos nada más ni nada menos que los 14.500 socios. Algo impensado cuando nos mudamos a nuestra nueva casa con menos de 1.200.

Por ello seguimos teniendo muchos motivos para festejar. Porque nos merecemos festejar. Porque nuestro club está lleno de gente que día a día deja horas de familia, horas de trabajo, horas y tiempo valioso y que las aporta al progreso de nuestra institución.

Porque el club está lindo. Y porque no hay dudas de que estamos creciendo. Porque donde vamos, seguro nos encontramos con alguien que lleva nuestra camiseta. Porque ese sentido de identidad que genera Deportivo Morón no se ve en otros lados. Porque Deportivo Morón es nuestra casa. Y por eso hay que brindar».

 

Al agua

Por último, este sábado arranca la temporada de pileta en el predio de Pontevedra. Los socios ingresan con carnet en mano y cuota al día en forma gratuita. Los que registran deudas abonan $25 (sin excepción). Los invitados (mayores) $25 por persona, pero los menores de 12 años gratis.

Para la Pileta, socios menores de 12 años $25 y mayores $50; invitados menores de 12 años $50 y mayores $100.