Randazzo denunció que descarrilamiento del tren Sarmiento fue por «negligencia o sabotaje»

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, denunció hoy que hubo “negligencia o sabotaje” de dos trabajadores ferroviarios a quienes un video muestra en el cambio de vía poco después ed que descalzara una formación del tren Sarmiento, el 30 de diciembre, entre Haedo y Morón.

Desde la sala de conferencias de la Casa de Gobierno, el funcionario relató que mientras estaban «en el Puerto de Buenos Aires bajando los últimos 30 coches de un total de 180 de la línea Mitre, los medios de comunicación empezaron a reflejar un descarrilo del último coche de una formación que circulaba desde Moreno hacia Once”.

«El descalce de una formación del Sarmiento no fue algo fortuito», aseguró Randazzo, y mostró una filmación tomada desde la cámara trasera del tren en la que se observa a dos operarios modificando el cambio de las vías, segundos después de que se produjera el descarrilamiento de la formación. No antes.

Los trabajadores «adulteraron las pruebas» para que no se pudiesen determinar las verdaderas causas del siniestro, indicó el ministro, y detalló que, de acuerdo a las pruebas efectuadas por los peritos, el descalce de dos vagones que se produjo a las 9.40 «fue una negligencia grave o un sabotaje».

Según indicó, los peritos determinaron que la vía “se encontraba en perfectas condiciones”, por lo que apuntó a los operarios filmados «haciendo el cambio de vía de forma manual y después con una barreta».

En la filmación se observa que cuando pasa la formación “el cambio de vía estaba abierto sin ningún tipo de inconvenientes», pero en la cámara del último coche «puede apreciarse que el cambio está cerrado”, indicó Randazzo.

Según explicó, el Gobierno presentó todas las pruebas ante el juzgado federal número 3 de Morón, a cargo de Juan Pablo Salas. Mientras tanto, indicó, los operarios fueron apartados de sus puestos y se «inició el proceso de despido sobre los dos trabajadores». La UF todavía no hizo su descargo.

Por su parte, el intendente de Morón, Lucas Ghi, comunicó que “es imprescindible que se esclarezcan los hechos cuanto antes por la seguridad y la tranquilidad de los miles de usuarios que cada día usan el tren para movilizarse hacia sus lugares de trabajo o estudio».