Familiares, amigos y músicos pidieron Justicia por el guitarrista electrocutado en Bendito Bar

A una semana de la muerte de Leónidas Rebufo, el líder de la banda León Rústico que se electrocutó mientras tocaba su guitarra en «Bendito Bar» de Ituzaingó, familiares, amigos y músicos de la zona hicieron una zapada frente al local para pedir Justicia, bajo la consigna «no pagar para tocar».

«Basta de matar al Under», reclamaron los músicos, que llevaron instrumentos acústicos para recordar a su colega con melodías. Leónidas, de 33 años, se electrocutó hace una semana, mientras tocaba su guitarra eléctrica en el escenario del Bendito Bar durante una zapada. Cuando un bajista se sumó y lo saludó con un abrazo, se quedaron pegados. El otro músico sobrevivió, pero a León no pudieron reanimarlo. Desde entonces, el local permanece clausurado.

Marcelo Requejo, que tocaba el bajo en la banda de León y que además es electricista, explicó que si el local hubiera contado con un disyuntor, el guitarrista no habría muerto. Otros músicos, además, mencionaron que el Bendito Bar no tiene las jabalinas que permiten la descarga a tierra.

En la protesta de ayer participaron los familiares de Gastón Silva, otro guitarrista que en diciembre de 2013 también murió por recibir una descarga eléctrica de su instrumento. Este otro episodio ocurrió en el boliche Flower Power, de Moreno. Los músicos reclamaron por lugares seguros para tocar.

En la convocatoria a la zapada de protesta, el hermano mayor de León, Fernando Villa, sostuvo: «Que todo lo que hagamos sirva para que no pase nunca más. Para que los músicos puedan regresar a sus hogares luego de cada show y sean considerados trabajadores con todos sus derechos, no negreados por los dueños de estos antros».

Fuente: Clarin