Deportivo Morón espera por los transfers de 4 refuerzos y el plantel por salarios atrasados

A la espera de completar cuatro pases, con salarios atrasados a parte del plantel y la reciente eliminación de la Copa Argentina, Deportivo Morón comenzará el sábado el campeonato de Primera B Metro. Prueba de fuego para todos, contra Deportivo Merlo, con televisación de TyC Sports.

Será la primera oportunidad que el equipo jugará ante sus hinchas, tras el traumático alejamiento del goleador histórico Damián Akerman (a Gimnasia y Esgrima de Mendoza, para jugar en la B Nacional), quien aprovechó la oferta y el cambio de categoría tras la pelea con el DT, Blas Giunta.

El entrenador tiene otras preocupaciones hoy: hay cuatro de las incorporaciones que vienen de actuar en el exterior todavía no se encuentran habilitados.

Se trata de los casos del mediocampista Gabriel Darío Díaz (el ex Olimpo y Almirante Brown, que estuvo en el Metropolitano F.C. de Venezuela), el enganche Lucas Nanía (aquel de Ferro y Atlanta, proveniente del Apollon Smyrnis de Grecia), el delantero Cristian Omar Díaz (ex San José Oruro de Bolivia) y del paraguayo Diego Alfonso Barrios Suárez (de último paso por el Curicó Unido de Chile).

Los otros refuerzos para esta temporada son el arquero Carlos Morel (ex Almagro y Patronato de Paraná), el volante Adrián Peralta (ex Tristán Suárez, Lanús e Instituto de Córdoba), el enganche Junior Mendieta (proveniente de Liga de Chajarí de Entre Ríos) y el mediocampista Diego Sequeira (ex Colegiales y Tristán Suárez).

Por otra parte, para estos días, se espera que los dirigentes entreguen nuevos cheques para saldar parte de los sueldos del mes de diciembre, ya que a la mayoría de los jugadores que quedaron del torneo pasado, les deben de dos a tres meses. De no cumplir lo prometido, podría surgir problemas, como dejar de entrenar algunos días o suprimir un doble turno.
Colados
La bronca por la caída en los penales el sábado último también dejó hechos vergonzosos. Según se quejó al CDM Gustavo Gulossano, jefe de Prensa Acassuso, un grupo de hinchas de Morón que tenían puesta la pulsera amarilla correspondiente a los periodistas y medios de prensa lograron de ese modo ingresar a ver el partido, supuestamente sin público. Hubo insultos. Claro que también había un puñado de parcialidad local.

 

Fuentes: Diario Popular, prensa CDM

Foto: Osvaldo Abades.