Murieron en un choque contra una pareja de policías: denuncian que los enterraron como NN

Una mamá lanzó una campaña a través de redes sociales para denunciar que a 17 meses de un accidente fatal ocurrido en la localidad de Azul todavía no ha podido conseguir las partidas de defunción sus cuatro víctimas. Afirma que están enterardos en el Cementerio de Morón «como NN».

Maria Claudia de la Arena comenzó su triste odisea el 6 de septiembre de 2013, cuando un Peugeot 206 fue chocado por un VW Passat que venía en sentido contrario por la Ruta 3 km 246, a mil metros del Pejae Parish, en la Provincia de Buenos Aires. El otro vehículo estaba abordado por dos policías y un menor, que sufrieron apenas lesiones. Los cuatro ocupantes del Peugeot, Carlos Alejandro Massad (50), sus hijos Carlos Nahuel Massad (22) y Alejandro Tahiel Massad (10); y un amigo de la familia, Gabriel Castillo (25), fueron carbonizados a causa del incendio del auto.

La noticia fue difundida por un periódico de Azul y replicada por este y otros medios moronenses. Los restos fueron velados en la noche del sábado 7 en la Cochería Gómez (Rivadavia 16602) de Haedo y el domingo al mediodía, «fueron depositados en el Cementerio de Morón y en un nicho se colocó el cajón que decía Carlos Alejandro Massad y en otro los 2 cajones que decían Carlos Nahuel Massad y Alejandro Tahiel Massad».

«Al martes posterior se le pidió a la cochería que nos diera un certificado y nos dio un papel, como si fuera un recibo de que fueron velados ahí, pero nada oficial, porque fueron entregados como NN», contó la viuda en un petitorio por «justicia» que lanzó a través de la página web de «change.org».

«A la semana siguiente del accidente, fuimos hasta Azul y en el registro civil tampoco nos pudieron dar respuestas, como tampoco la cochería que se encargó de recoger los cuerpos en el accidente y mucho menos la Policía Científica. Por lo tanto se inicia una Causa Civil en Tribunal de Azul (más allá de la Causa Penal de oficio por el accidente en el que se encuentra imputado el conductor del otro vehículo por homicidio culposo) para solicitar la identidad a través de una presentación Sumaria donde consta toda la documentación (Partidas de Nacimiento y DNI de las victimas). Y recién en noviembre del año pasado nos comunican que el Juez de Azul se declaró incompetente en la causa y la derivó a los tribunales de Morón en donde cae en el “Juzgado Civil y Comercial N° 4” a cargo de la Jueza Gladys Silvia Vitale», contó la madre de dos de las víctimas.

Según su relato, «la jueza sólo tomó declaración, en noviembre del año pasado, a cuatro testigos (no familiares) para que acreditasen la identidad de los mencionados en el hecho pero, al solicitar una copia de la causa penal iniciada de oficio (por el accidente) a cargo de la Fiscal Nelly Rosas del Tribunal de Azul, alegó que encontró ‘baches’ en la causa, cosa que es cierta porque desde el vamos, los protagonistas eran 2 policías».

La mujer del Pasat «era subcomisaria de Cacharí y que esa misma noche iba a tomar servicio a la Comisaría a la cual nos mandaron esa mañana».

«Todas las actuaciones del accidente corrieron por parte de los subordinados de la subcomisaria y que, según periodistas de la zona, manejaron el tema del accidente con mucho hermetismo», denunció la vecina de Haedo.

«Hasta el momento la Jueza no se ha expedido, ni me ha querido atender, ni siquiera tomar declaración. En junio pasado viajamos a Azul para realizarme una extracción de sangre y realizar un ADN para reforzar lo actuado, pero hasta ahora no hay novedades. Tampoco la familia de Gabriel Castillo, el otro fallecido dentro del auto, pudo obtener la partida de defunción de su familiar (en la que interviene otro juez)», explicó Arena.

Y se pregunta: «¿Por qué la jueza de Morón no se expide? ¿Qué “no le cierra”? ¿Por qué no me llama a declarar a mí, la madre? ¿Por qué no citó a ninguno de los que intervino en el traslado de los cuerpos? ¿Por qué se permitió que se trasladara el cuerpo de un menor NN y enterrarlo en Morón sin ninguna autorización legal refrendada por la madre y única responsable?». Por eso inició la campaña #JusticiaPorLaIdentidad hace tres meses.

media_30054_choque_web1El petitorio lleva unas 2000 firmas. «El año pasado me llamaron, en el mes de octubre, muy arbitrariamente para decirme que los iban a pasar a una fosa común porque están enterrados como NN. El intendente de Morón (Lucas Ghi) cuando se enteró me mandó un mensaje, me hizo llegar su teléfono, y pidió que me comunicara con él. Lo llamé inmediatamente. Comenzaron a encargarse y esa medida se frenó», dijo Arena a diario Popular.