Aprueban dos créditos para obra pública y promueven cambios en la liquidación de la TISH

Anoche, en la sesión de Mayores Contribuyentes, el Concejo Deliberante aprobó dos créditos para obras y corrigió errores «formales» en la Fiscal Impositiva.

A través del programa PROFIDE, Provincia financiará un tercer reservorio en la Base de Morón por 5 millones de pesos (a devolver en 36 meses por retención de la Coparticipación provincial). La obra ya fue licitada por la comuna en enero y servirá para aliviar las inundaciones en una zona baja, frente al Barrio Seré. Hay otros dos piletones, de menor envergadura, que se construyeron cerca de las viviendas del PROCREAR, con fondos de la ANSES.

“Una que vez que el Concejo apruebe el préstamo, deberá realizarse el primer anticipo y comenzará la obra que tiene un plazo de ejecución de 120 días”, aseguró su titular, Hernán Sabbatella. El mismo fondo financiará con $2 millones la reconversión lumínica en plazas y corredores.

 

Cambios en la TISH

Por último, se propusieron correcciones “formales” a la ordenanza fiscal impositiva. “Querían sacarlos por ordenanza común pero se los frené en el Tribunal de Cuentas”, había adelantado la concejal del GEN Analía Zapulla. No obstante, el punto, a priori, más importante quedará para más adelante.

Resulta que una parte la reforma fiscal aprobada en noviembre afecta a grandes generadores de residuos. Confiterías y grandes superficies se quejaron de que la alícuota de la TISH se disparó por ese ítem que antes era un cargo casi simbólico de $100, lo cual también resulta distorsivo, se explicó. El municipio les contestó: “Es un punto que hay que aplicarlo por ley. Pero vamos a suspender la aplicación porque industrias y comercios pidieron esperar un poco: quieren saber si les conviene pagar la tasa o a un servicio privado”, para deshacerse de la basura que produce, explicó sabbatella.