Morón volvió al triunfo nada menos que ante Almirante, en un eléctrico 4 a 3 en el Urbano

Morón consiguió el primer triunfo de la temporada nada menos que ante su clásico rival, Almirante Brown, a quien pudo haber goleado pero terminó superando de manera ajustada por 4 a 3. La visita terminó con uno menos, pero aún así logró descontar el 1-4 que se imponía en el F. Urbano.

El encuentro arrancó a pedir del Gallo, que a fuerza de contundencia llegó a ponerse 3-0 arriba con goles de Leonel Altobelli a los 12 minutos del primer tiempo, Ariel Otermin a los 27 y Cristian Yassogna a los 16 del complemento. Pero no todo fue tan fácil. El control del partido desde la efectividad cambió por completo a partir del descuento, a los 21 del ST, de Román Díaz, que estuvo intratable y que batió dos veces a Peratta para descontar.

Así como Morón aprovechó cada contra, con Altobelli en buen nivel, hasta la mitad del segundo tiempo, en el último cuarto de partido despilfarró al menos tres mano a mano y sufrió en defensa. Aún cuando a los 30 del ST La Fragata perdió a Sebastián Ibars por una expulsión que derivó en penal que Gerardo Martínez convirtió en el cuarto gol, tras una corrida espectacular de Altobelli. Pero nuevamente Díaz (36m) y por último Walter Zunino (40m) sorprendieron a la defensa y hasta lo pudieron empatar, mientras que Nanía y Yassogna dudaban a la hora de la definición contra el arquero.

Igual el desahogo llegó. Brown quedó con seis puntos y no pudo alcanzar a Brown de Adrogué en lo más alto, en tanto que Morón suma 5. Poco, porque venía de dos empates. Pero es una alegría que se empezó a soñar hace días y se celebró de antemano con una caravana desde Autopista del Oeste.