Un Gallo de vuelo corto sufrió la primera derrota en el torneo en su visita a Estudiantes

Con un doblete de Diego Torres, Estudiantes de Buenos Aires festejó por primera vez en el campeonato. Fue 2 a 1 a Morón, que venía de bajar a Almirante en el F. Urbano. Giunta se quejó por la falta de contundencia pero más allá de la alegría en el clásico la producción del equipo ya es mala.

Con apenas cinco unidades, producto de un trinfo y dos empates, la derrota de ayer dejó al Gallo en el 11° lugar de la tabla. Justo en la mitad. Un triunfo en seis partidos, incluida la eliminación de la Copa Argentina. Cuando parecía que se levantaba desde el juego y los resultados, tropezó en Caseros.

Allí, Morón se pareció mucho más a los últimos minutos jugados en el clásico que en los primeros tres cuartos de un encuentro que tuvo para golear y que terminó pidiendo la hora. Incluso había arrancado ganando, gracias al tiro libre de Gerardo Martínez, pero con el correr de los minutos se vio superado por un ordenado Pincha.

Mucho tuvo que ver el tonto penal que Lemos le cometió a Nahuel Benítez un minuto después del tanto visitante. Diego Torres se hizo cargo y lo cambió por el 1-1. Los de Giunta sintieron el golpe y ya no pudieron reponerse en lo que restaba del juego. Claro, Estudiantes fue quien no lo permitió, con un despliegue más que interesante. Porque a la media hora de partido, luego de una contra comandada por Batallini, el propio Diego Torres tomó el rebote que dio Sebastián Peratta para empujar la pelota al fondo del arco y de esta manera hacer pasar al frente a su equipo.

Giunta intentó dar vuelta la historia con las variantes, echó mano al banco pero no pudo ser. El resultado que logró el entrenador del Gallo con las modificaciones no fue el esperado.

El local pudo liquidarlo con otras varias chances que generó, pero no tuvo la puntería necesaria para sentirse más holgado. Y si bien tampoco pasó grandes sobresaltos, tuvo que esperar hasta el pitazo final para asegurar los tres puntos y cantar victoria de la mano de Diego Torres.

“Fuimos superiores y manejamos la pelota, pero nos faltó meterla, ser punzantes en los metros finales”, declaró el DT, Blas Armando Giunto tras la derrota.

Sereno y muy calmo, el DT continuó: “Tuvimos el control del partido en todo momento. Defendimos mal y nos hicieron dos goles, pero no nos generaron situaciones claras”. Lo cierto es que no fue buena actuación de la visita, que se fue del estadio del Pincha con la cresta caída. También comparó rendimientos y se lamentó: “Contra Almirante hicimos los goles. Esta vez no fuimos efectivos”, declaró.

Por último, se acordó de quienes arman el cronograma de los partidos. Caliente con el poco reposo entre match y match, el técnico no se calló. “Ellos tuvieron tres días más de descanso que nosotros y eso influye. Pero esta categoría es así”, cerró. Habrá que hacer borrón y cuenta nueva en el Gallito.

Fuente: Olé