Stolbizer pidió que la «aguanten un poquito» antes de decidir si peleará por la Presidencia

La diputada moronense Margarita Stolbizer pidió un tiempo para anunciar si va a hacer precandidata a presidenta, luego de que el socialista Hermes Binner declinara su postulación oficialmente el sábado pasado y nombrara a la creadora del GEN como heredera electoral del frente progresista.

La postulación de Margarita era un rumor hace apenas unas semanas, cuando los acuerdos de radicales con Mauricio Macri (y de éste con Reutemann) herían de muerte al espacio UNEN y obligaban a Binner a volver para defender las gestiones socialistas de Santa Fe y Rosario.

Ya entonces la vida del GEN estaba convulsionada, por abandonar el “pragmatismo” que se había bajado hace año y medio cuando se asoció a la UCR y quedar marginado de la pelea grande. Por eso, si bien la primera línea empujó a Stolbizer a hacerse cargo del mandato que le legó Binner en su renuncia a la candidatura presidencial, la propia tropa de Morón veía con cierto desencanto cómo su jefa se encerró a tomar el mayor desafío de su vida casi en soledad.

“Ya es tarde. No se hubiese lanzado la candidatura de Binner. No nos hubieran obligado a ir con los radicales, cuando muchos estábamos en contra porque sabíamos lo que iba a pasar”, explicaba una referente local del GEN. “Es un orgullo que el socialismo proponga a Margarita; el GEN está dispuesto a asumir ese desafío y a sostener su candidatura”, declaró el dirigente nacional Horacio Alcuaz. Juan Carlos Juárez, en tanto, dijo que “no hay ninguna posibilidad de que se llegue a un arreglo político con Macri (menos aún con Massa)”.

Luego de unos días de llamarse a silencio, Stolbizer explicó el martes por la noche que no es una decisión que pueda tomar a la ligera. “Pero tomar la decisión de encarar a una carrera presidencial es como preparar una maratón. Hay que tener en cuenta un montón de condiciones. Pido que me aguanten un poquito. En abril vamos a tener definiciones, no pasa por una decisión personal, ni partidaria, es cultural”, dijo al programa Plan M de Canal 26.

En principio, reconoció la muerte de UNEN. “Tal vez nació muy prematuramente y era difícil sostenerlo, tal vez algunos no creían lo que firmaron”, sostuvo. Y agregó: “Nosotros hemos ratificado aquel compromiso de ideales, principios, valores y de una propuesta de gobierno que no tiene nada que ver con Scioli, Randazzo, Massa y Macri. Hay un escenario dividido en cuatro y con todo el aparato que han tenido los tres candidatos más taquilleros no pasan del 25%. Algo pasa; hay gente que no se siente representada. No importa si fuimos defraudados o si tuvimos culpa. La gente debe tener una alternativa ante un mismo discurso”.

El lunes, un mail de la diputada enviado a sus amigas fue confundido como un lanzamiento anticipado. En su carta llamaba a mantener el espacio. “Me anima en esta decisión saber que no es un paso al frente en soledad, sino la certeza de que hemos constituido un equipo que avanza y asume en conjunto lo que viene. Somos un partido que ha madurado, ha crecido y, sin desconocer obstáculos y malos presagios, vamos a volcar lo mejor que tenemos para ofrecer lo que muchos están esperando”, indicó. Pero no confirmó que será candidata.

Para algunos, el tiempo que pide Stolbizer sirve para analizar alianzas y estrategias. El fin de semana estuvo en Expo Agro acompañada del radical Julio Cobos, quien todavía no se bajó.