La UCR dirimirá el liderazgo opositor con PRO y CC en internas abiertas: alegrías y decepción

Para quienes apoyaban una estrategia de cambio de rumbo fue un día de festejo. Para los que querían mantenerse como un partido de centro o social demócrata fue una derrota. La convención nacional de la UCR resolvió aliarse con Mauricio Macri para octubre e inclinó en su favor la balanza.

La postura del titular del centenario partido y precandidato presidencial Ernesto Sanz ganó la pulseada en Gualeguaychú, frente a la postura de Julio Cobos, que se bajó de la carrera electoral nacional, o de Ricardo Alfonsín, quien ni siquiera pudo lobrar el quórum necesario una semana antes para tratar el tema en la convención bonaerense. Macri, que disputaba con Massa el aparato radical, fue el gran triunfador de la noche del sábado.

Macri, Sanz y Carrió irán a las PASO para definir el candidato a Presidente. Se verá si logran recupera a Margarita Stolbizer, del GEN, como vice de alguno. La diputada moronense parecía dispuesta a mantenerse al frente de un espacio progresita tras la declinación del sociailstas Hermes Binner. Pero hasta este lunes no había difundido ninguna declaración tras la convención de la UCR, de la cual no hace mucho fue secretaria nacional. Un sector del GEN estaría de acuerdo con una gran interna para garantizar la alternancia en el poder. Esa posiblidad se gestó en el 18F pero Sergio Massa no está de acuerdo con dirimir en agosto las chances de ser candidato a Presidente. Las encuestas tiran para abajo en el F.R.

Entusiasmada, Carrió destacó hoy que «el pueblo» pedía el acuerdo entre su partido, la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO, por lo que estimó que esa alianza ganará las elecciones «en primera vuelta». Sanz salió a decir que «tres de cada cuatro argentinos» votó en contra del Gobierno en 2013 y que por primera vez la oposición está bien parada para la elección. El kirchnerismo mide a Cristina en Provincia, como candidata a diputada y gobernadora. Scioli podría «romper». Algunos se atreven a adelantar una fórmula entre el ex motonauta y Sergio Massa para Nación y Provincia.

Por lo pronto, es seguro que la UCR movió el tablero, aunque hacia adentro hayan quedado muchos heridos. «La Convención de ayer de la UCR fue un ejemplo de institucionalidad democrática, aunque al populismo autoritario no le guste», posteó el concejal del PRO de Morón Ramiro Tagliaferro, quien ya había bendecido un acuerdo con los radicales y el GEN y que mira hoy con más chances una pelea con el sabbatellismo y el massismo.

Distinta es la posición del alfonsinismo de Morón, que gobierna el Comité. El concejal Marcelo Joaquim directamente subió a su cuenta de Facebook una foto del escudio de la UCR dado vuelta. Tras lamentarse por la votación en Gualeguaychú, se resignó a preguntarse con cierta ironía «cuando ligen los patovicas republicanos de paladar negro que se paran en la puerta y no dejan pasar a la mafia P.J.? Chau Lole. Chau Posse».

El intendente de San Isidro quedó en la peor situación posible: abandó la UCR para ser K, se fue con Massa y se acababa de pasar al PRO, que ahora tendrá que dirimir  con la UCR la candidatura bonaerense. El macrismo postula a María Eugenia Vidal. En la UCR se postula Miguel Bazze.

En Morón ni la UCR ni UNEN tenían candidatos fuertes. En Ituzaingó, sería cruel que la UCR dirima internas otra vez con el inversor Osvaldo Marasco, como ocurrió con la UDESO, donde el ex funcionario de Descalzo pasó la interna y luego ubicó a su cuñada para jugar para el PJ en el HCD.

Ladran
Por su parte, el titular de la UCR de Hurlingham, Ariel Chayan, festejó en su cuenta la resolución del radicalismo, alineado con Sanz: «Los K estan recagados», posteó.
Y explicó: «Está sucediendo lo inimaginable para ellos hace unos pocos meses atras, se le esta uniendo la oposicion. A la desaparicion del frustrado UNEN, se le suma la lenta agonia del Massismo y el fracaso de su estrategia de encolumnar a la UCR detras del caballo de Troya que es el Massismo. Pusieron todos los medios periodisticos en pos de potenciar un acuerdo de la UCR con Massa como vieron que fracasaban, mandaron a sus empleados del Movimiento Nacional alfonsinista a tratar de di$uadir a cuanto convencional se les puso en el camino. Ahora ladran, sera señal de que caminamos».