Toman de rehén a un vigilador e irrumpen para robar en un barrio cerrado de Villa Tesei

Una banda aprovechó que el vigilador privado salió a fumar un cigarrillo, para reducirlo y así ingresar a un barrio privado de Hurlingham, esta madrugada. Una vez adentro, los delincuentes a la parcela de José Buchacra, de 63 años, y en sólo 22 minutos le robaron hasta la botella de champán.

Sospechan que los ladrones contaban con información previa. Todo comenzó alrededor de las 4 de esta madrugada en un predio ubicado en Nicolás Repetto 327, a tres cuadras del Acceso Oeste y el puente Santa Rosa, en el que hay unas quince propiedades con un perímetro y un vigilador que controla el acceso.

Hasta allí llegaron caminando cuatro delincuentes armados que aprovecharon que el guardia de seguridad dejó su puesto para fumar un cigarrillo para reducirlo y obligarlo a abrir el portón de acceso al barrio.

Una vez en el interior, los delincuentes le pidieron al vigilador que los lleve directamente a la casa número 13, que pertenece a Eduardo José Buchacra (63), un comerciante que vive solo en ese barrio.

Los ladrones entraron a la casa por una una puerta que el propietario suele dejar sin llave y lo despertaron, lo encañonaron y se pusieron a recolectar el dinero y los objetos de valor. Según las fuentes, se llevaron entre 2.000 y 3.000 pesos en efectivo, relojes, anillos, otras alhajas y hasta una botella de champán.

Antes de irse caminando, los delincuentes maniataron al comerciante y al vigilador. Las cámaras de seguridad del lugar grabaron el ingreso de los ladrones a las 4.01 y la salida a las 4.23 y ahora esos videos son parte de la causa judicial en la que se intenta identificarlos.

El hecho es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Morón, a cargo del fiscal Alfredo Adrián Ferreyra.

Fuente: Clarin, Télam