En Gardel, Massa pidió combatir la inseguridad y las drogas, y mejorar los planes para vivienda

«La gente más humilde es la que más sufre la inseguridad», aseguró el precandidato a presidente por el Frente Renovador, Sergio Massa, al visitar en la tarde de ayer el barrio Carlos Gardel, junto al concejal y precandidato a intendente Martín Marinucci y el diputado nacional Darío Giustozzi. 

«Necesitan que los escuchemos, que trabajemos en un programa de prevención de adicciones y capacitación para el trabajo», afirmó Massa, quien además destacó que «hay mucho político que habla y poco que escucha, y es muy importante escuchar a la gente, sobre todo en barrios como éste, uno de los más duros del conurbano».

El diputado también remarcó que «los hacinamientos que generan violencia familiar y social tienen que ver con la falta de política de vivienda. Insistimos con nuestro programa de viviendas con créditos a 10, 15 años en pesos y cuotas fijas que permitirá que millones de argentinos puedan tener su propia casa».

«En estos barrios necesitan que estemos al lado de ellos, trabajando en un programa de prevención de adicciones y capacitación para el trabajo. Necesitamos que la gente tenga su oficio y pueda salir a trabajar. Muchos punteros vienen a estos barrios a traer las boletas, pero pocos a poner el oído», concluyó.

Acompañaron la recorrida su esposa, Malena Galmarini, los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín) y Luis Acuña (Hurlingham) y varios concejales de la zona, entre ellos Roberto Rocha de Ituzaingó. La presencia de Giustozzi vino a confirmar que le dará su apoyo en la Primaria bonaerense, aunque en las encuestas estaría muy por debajo de Francisco De Narváez, con quien Marinucci también se reunió durante esta semana. Los otros dos precandidatos a gobernador que siguen en carrera son Mónica López y Jesús Cariglino, en tanto que Felipe Solá es el único que se bajó.

En Gardel (Barrio Presidente Sarmiento para ser exactos) Massa conversó con vecinos y maestras del jardín de infantes. Y agregó: “La gente nos abre las puertas de sus casas para compartirnos un mate y contarnos sus dolores, la pérdida de un familiar que le mataron por inseguridad, el no tener trabajo o tener un hijo en la droga, y de también contarnos su alegría y la esperanza de que a partir del 10 de diciembre van a vivir en un mejor país”.

Marinucci, por su parte, expresó: “No hay dudas de que Massa en Tigre dio respuesta a muchos barrios como es Gardel en Morón. Vengo caminando hace mucho tiempo este distrito, traje mis propuestas para que todos sepan lo que vamos a hacer. Acá los chicos no tienen polideportivo, no hay contención y terminan en la droga. Nos comprometemos a trabajar para imitar el modelo de Tigre en Morón, con polideportivos e inclusión”.

Massa había pedido bajar a la calle, sin preambulos, ni conferencias de salón. Así que en el atardecer del viernes desembarcó con Plaza La Roche y cruzó el área central hasta Plaza San Martín, donde se desarrolla la Feria de las Colectividades. Policías y custodios tuvieron que cortar la calle para que el candidato se desplace entre el tumulto de gente. Lateralmente, acompañaron también dirigentes que apoyan la candidatura de Rodríguez Saá, pero quieren competir con el Frente Renovador en la interna. Entre ellos estaba la asesora de la diputada Camaño, Marina Cassese.

Dentro de la marcha se destacaron los dirigentes sindicales que apoyan la candidatura de Marinucci, como el mercantil Hugo Pintos (jefe de la campaña local), el gastronómico Domingo Bruno y el secretario de los municipales, Pablo Salvo. También los concejales Jorge Laviuzza y Vanesa Sosa.