La Rendición de Cuentas 2014 marcó el enorme déficit municipal y el alineamiento kirchnerista

Los bloques del FPV, Nuevo Encuentro y UDESO aprobaron la Rendición de Cuentas de 2014 por 12 votos contra 8. Se opusieron la bancada del Frente Renovador y el interbloque UNEN. La oposición reclamó al gobierno local por el déficit y por la difultad para conseguir la información del gasto.

«Es muy difícil hacer un control de la gestión cuando no se cuenta con toda la documentación y nos acostumbramos a ser mendigos de la información pública. Hay que destacar la buena predisposición de los técnicos de la administración pero hay una decisión política para que la oposición acceda a la menor cantidad posible de información», se quejó el concejal del GEN, Gabriel Jara.

Y apuntó: «Nos preocupa el déficit crónico que viene mostrando la gestión del Intendente, cuya deuda flotante es de más de 57 millones de pesos. No se hacen obras públicas con recursos propios ni hay una continuidad en la forma de administrar, prevaleciendo la improvisación. Por ejemplo, se contrata un servicio por 3 meses y no se continúa por escasez de recursos».

En el mismo sentido, el massista Rocha señaló que «existe un déficit crónico, es decir, que se gasta más de lo que se recauda. Esto aumenta cada año que pasa. Es decir, estamos frente a una gestión ineficiente, consecuencia de esto es que se recauda mal y se gasta peor”.

“Además en Ituzaingó hay una mala gestión municipal sobre el cobro de las tasas municipales. En el año 2014 debían recaudar $201 millones pero recaudó solo $128milloes, lo que significa un déficit de recaudación de $73 millones”, dijo el edil.

Otro de los temas que resaltó Rocha sobre la rendición de cuentas tiene que ver con el desvío de fondos afectados “el uso indebido de estos últimos 49 millones de pesos significó un desvío de su destino legal y original, que es mayoritariamente salud, educación e infraestructura. Desviar esos fondos a otros fines, significa que no se hizo el jardín, no se ejecutó el plan de salud o no se construyó una o más obras públicas”.

También hizo referencia al desvío de fondos de un empréstito con el Banco Provincia. «En el año 2012 se tomó un préstamo con el Banco Provincia por 25 millones de pesos, del cual se contrató para obras de infraestructura, no obstante hasta el año 2014 sólo se aplicaron a su fin específico 1 millón de pesos- recordó- . Por lo tanto en el banco deberían estar los otros 24 millones restantes, pero resulta que sólo hay 1,3 millones de pesos, lo que significa que se desviaron los 22,7 millones de pesos restantes a otros fines”.

“El Intendente debe más de 100 millones de pesos y eso los sufrimos todos los vecinos del distrito”, concluyó Rocha.

El año pasado la oposición había denunciado que se pagó el final de una obra que no existía: el playón de básquet del boulevard Fleming. El oficialismo se excusaría en que se invirtió el fondo de Nación en otro lugar, pero Jara consideró que todavía se está a tiempo de recurrir a la Justicia.