Familiares de Diego marcharon por el cierre de Enjoy y cárcel para la policía que lo atropelló

Familiares y amigos de Diego Aljanati marcharon anoche a las puertas de Enjoy, en la colectora de Parque Leloir, para pedir por el cierre del boliche. También exigieron cárcel para la policía que lo atropelló la noche del 28 de marzo a la salida de la matiné, que sólo fue desafectada de la fuerza.

«Sólo pedimos Juticia y queremos que cierre el boliche. Volvieron a abrir después como si nada e intimaron a mi hijo (Cristian) a no hacer más marchas», se quejó la abuela de la víctima, María Luisa Gómez.

«Sabemos que la policía (Basualdo), como la pareja (Jonathan Chomiak), están desafectados, pero nunca estuvieron detenidos. Queremos que esté presa, por asesina, porque iba a 61km por una calle de tierra. Encima dijeron que lo habían encontrado así», sostuvo al canal Crónica TV la mujer frente al boliche. Los dueños le habían mandado una carta documento a Cristian Aljanati para que no afecte más la imagen de la empresa, lo que no hizo otra cosa que generar la reacción de la clase política: el HCD suspendió por 180 días la realización de las matiné en todo el distrito.

Por su parte, la Cámara de Diputados aprobó días atrás un pedido de informes presentado por el bloque del FIT para saber  qué pasó con la Policía y en qué condiciones trabajaba el boliche. Se cree que estiraba las horas permitidas por la ley de nocturnidad. Paradójicamente, por ese motivo se cree que los patovicas corrían a los chicos a las 23hs. También se habló de una trifulca entre bandidas en una plaza cercana. Cuando el Comando de Patrullas llegó al lugar golpeó a un menor y atropelló a Diego, produciendole una muerte casi instantánea por la pérdida de masa encefálica.

La causa está caratulada, hasta el momento, como homicidio culposo, al igual que la tragedia de Haedo, aunque con inversa repercusión mediática.