A un mes de la tragedia de Haedo, volvieron a pedir por la detención del conductor del Nissan

A un mes de la tragedia de Haedo, víctimas, familiares y amigos pidieron a la Justicia la detención del conductor que el 5 de abril mató a Lautaro Juárez y a Juan Manuel Lastra en la avenida Rivadavia, altura Maipú. Diego Cuevas, quien manejaba el Nissan que atropelló a 6 personas, sigue libre.

Anoche, la marcha dejó como recuerdo del accidente un monolito dedicado a los dos jóvenes muertos. Y volvió a cargar contra el juez de Garantías Alfredo Meado, que excarceló a Cuevas al cambiarle la carátula a «homicidio culposo», es decir, sin intención. La Fiscalía había apelado la medida e insistió por el «doble homicidio» tras el deceso de Lastra. Además, se sumaron denuncian sobre la adultaración del examen de alcohol en sangre del conductor.

«Primero con el análisis de sangre, ahora cuatro días no estuvo en el domicilio donde tenía que estar.. es un enfermo, un asesino, mató a mi hijo y a mi sobrino, lo único que podemos hacer es confiar en la Justicia», expresó el papá de Lautaro. Otros fueron menos optimistas. «El juez nunca se acercó, la Justicia argentina da vergüenza», apuntó uno de los sobrevivientes de la tragedia. «Hay tres chicos peleando por su vida», recordó otra manifestante.