El FPV redujó la interna nacional a Randazzo-Scioli y achicó la grilla de nombres en Provincia

El kirchnerismo redujo a dos los candidatos que competirán el próximo 9 de agosto en las elecciones primarias para la Presidencia, tras las decisiones del ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el ex canciller Jorge Taiana, de retirar sus precandidaturas. También se achicó en la Provincia.

Tras estas definiciones, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, serán quienes compitan en las primarias para ganar el lugar de candidato presidencial del oficialismo en las elecciones generales del próximo octubre.

El primero del día en declinar su postulación fue Rossi, quien justificó esta decisión como un “aporte” al pedido de “reflexión colectiva” que hizo la mandataria argentina. tino Jorge Taiana también anunció su “baja” de la competencia interna en un comunicado oficial para “ponerse a disposición de la estrategia” que la Presidenta “crea más conveniente”.

El gobernador de la provincia de Entre Ríos, Sergio Urribarri, también renunció hace dos días a su intención de ocupar el máximo cargo del Poder Ejecutivo.

La grilla de precandidatos a la gobernación bonaerense también se achicó, a partir de la decisión del intendente Patricio Mussi y del diputado Fernando “Chino” Navarro de bajar sus postulaciones, en respuesta al planteo de la presidenta Cristina Kirchner quien pidió a esos dirigentes “un baño de humildad”.

Mussi y Navarro replicaron así una movida que tuvo esta semana como principal protagonista al titular de Anses, Diego Bossio, quien anunció que se bajaba de la carrera por la sucesión de Daniel Scioli, una decisión que generó fuerte impacto. También declinó su postulación Carlos Castagneto, segundo de Alicia Kirchner.

La superpoblada grilla llegarían no más de dos fórmulas, con Julián Domínguez y Aníbal Fernández como los competidores con más chances.

Mussi, quien sonaba como posible compañero de fórmula de Domínguez para dar la pelea en las PASO, hizo pública ayer su decisión y anunció que buscará competir por una reelección en su distrito, Berazategui. “Fui el primero que me puse a disposición y que dije que teníamos que sumar al proyecto y no ser caprichosos. Puedo aportarle mucho a la Provincia y lo haré desde mi ciudad”, afirmó.

Las declaraciones de Mussi fueron interpretadas como una suerte de “mensaje” para otros dos intendentes que aspiran a competir por la Gobernación: Fernando Espinoza, de La Matanza, y Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora. Mientras el primero sigue firme en su decisión de presentarse en las PASO, la postulación de Insaurralde no prosperaría, habida cuenta que desde la Casa Rosada no se le “habilitaría” la boleta del FpV.

Pocas horas más tarde del anuncio de Mussi, se confirmó que Fernando “Chino” Navarro deponía su candidatura. En este caso se trata de una decisión orgánica del Movimiento Evita, que también bajó la postulación a presidente del ex canciller Jorge Taiana.

Las renuncias volvieron a agitar el convulsionado escenario del oficialismo en la Provincia. En ese marco, Domínguez salió a ratificar ayer su postulación, con la incógnita de quién será su compañero de fórmula luego de que Mussi decida competir en Berazategui.

Domínguez aparece junto a Aníbal Fernández como los dos candidatos con más chances a llegar a las Primarias de agosto. Con todo, son varios los nombres que por ahora siguen en carrera: Espinoza, Insaurralde, Sergio Berni, Gabriel Mariotto, el sciolista Santiago Montoya y Martín Sabbatella.

 

Fuente: El Día