El conductor de la Tragedia de Haedo volvió a ser detenido por orden de la Cámara Penal

Diego Cuevas, el conductor de 19 años que atropelló y mató al correr una picada en Haedo, fue detenido en Villa Luzuriaga, por orden de los jueces Fernando Bellido y Fabián Cardozo de la Cámara Penal de Morón. Según el fallo, corría una picada a 127 k/h cuando atropelló a los 6 jóvenes.

Por el accidente murió en el acto Lautaro Juárez y semanas después Juan Manuel Lastra, y todavía quedan dos jóvenes internados. Cueva había salido el libertad gracias a que el juez de Garantías de Morón Alfredo Meade caratuló la causa como «homicidio culposo», es decir que no tuvo intención.

La Fiscalía apeló y pidió su detención tras la segunda muerte confirmada y la denuncia de adulteración del análisis de sangre que se hizo el conductor para detectar alcohol y drogas. El examen toxicológico había hallado restos de marihuana. Las víctimas exigían que vuelva a ser detenido.

El hecho ocurrió alrededor de las 7 de la mañana del pasado 5 de abril, cuando el Nissan Tiida color champagne, propiedad del padre de Cuevas, transitaba por Rivadavia, a la altura de la calle Maipú, en Haedo.

Según pudo observarse en las cámaras de seguridad de la zona, el auto se salió de la avenida y atropelló a jóvenes que caminaban por la vereda de la mano contraria, junto al paredón que separa las vías del ferrocarril Sarmiento. A raíz del impacto, Juárez cayó muerto en el lugar, al tiempo que las otras víctimas resultaron heridas y quedaron tiradas en el suelo, entre la vereda y la avenida, dijeron los informantes.

Mientras que el Nissan impactó contra el paredón y salió hacia la calle, donde terminó atravesado de contramano, sin el paragolpes delantero que quedó tirado sobre el asfalto, y con daños en su costado izquierdo.