Mientras el interventor del Posadas anuncia obras, los médicos realizan huelga por 72hs.

Los profesionales de la salud bonaerenses nucleados en Cicop realizarán una medida de fuerza este jueves en apoyo del reclamo que vienen llevando adelante los trabajadores del hospital Posadas que, por su parte, iniciarán hoy martes una huelga de 72 horas. Mientras tanto, las nuevas autoridades del nosocomio, intervenido hace un mes por el Gobierno nacional, anuncian la reconstrucción de la guardia, entre otras obras.

El jueves, en solidaridad con los profesionales del Posadas, la Cicop realizará un paro en hospitales provinciales, municipales y centros de salud bonaerenses y coincidirá con la última jornada de la huelga de tres días que llevarán adelante los médicos nosocomio ubicado en Villa Sarmiento, Morón.

«La decisión se tomó en base a consultas realizadas en las seccionales, con el espíritu de realizar una medida en apoyo a los compañeros (del Posadas) y levantando la bandera de la lucha contra la precarización laboral», fundamentó el gremio en un comunicado en relación a la medida del jueves.

«Así fortalecemos la pelea contra la precarización en la provincia y, sobre todo, en los municipios. En el ámbito provincial la hemos reducido con la lucha, pero persiste fuerte en el ámbito municipal y en la mayoría de las provincias del país», agregó.

Los trabajadores del hospital Posadas rechazan los «concursos truchos» y piden el pase a planta «sin exclusiones ni condicionamientos de 3 mil precarizados», entre otros puntos.

«Estamos solicitando la suspensión inmediata de los concursos por 560 cargos para 3500 empleados con antigüedad en el hospital que no resuelven la precarización y violan los derechos laborales adquiridos. La solución es un decreto reparativo con un programa de pase a planta permanente», explicó el presidente de la FESPROSA, Jorge Yabkowski, en diálogo con el diario La Nación.

Este llamado a concurso, que hace que trabajadores con años de antigüedad deban pelear por su propio cargo, con el riesgo de perderlo, tuvo una baja convocatoria, y parece no solucionar el problema de fondo del Posadas. “La inscripción en los concursos no es, para nada, la que esperan las autoridades, quienes, obstinadamente, se siguen negando a suspenderlos, a la espera de alguna mesa de negociación que permita destrabar el conflicto”, informaron desde CICOP.

Además, la semana pasada la dirigencia sindical presentó un amparo ante la Justicia con el objetivo de frenar los concursos, “dado el avasallamiento que conllevan”. El miércoles 20 los médicos se movilizarán al juzgado donde haya recaído el amparo, mientras el jueves se instalará una carpa sanitaria y se hará un acto por la desprecarización y la defensa del hospital.

El conflicto laboral se da en medio de una disputa política, que no ayudó a destrabar la situación. El mes pasado, fue desplazado el director Donato Spaccavento, y desembarcaron en el hospital representantes de Nuevo Encuentro, la agrupación que dirige Martín Sabbatella. El sábado pasado, delegados gremiales le habrían solicitado en persona, durante una reunión en la sede de su partido en Morón, el decreto presidencial necesario para resolver este conflicto.

En tanto, los médicos denunciaron que en el hospital “conviven dos realidades”. La parte nueva del edificio, que se ve espejada desde la autopista del Oeste, es el área administrativa: «Puerto Madero»; ahí hay aire acondicionado y gente relajada. Pero a los pacientes los siguen atendiendo en el viejo edificio: en «la villa 31», donde el aire huele a pis y los linyeras duermen en el suelo, sobre cartones.

 

En Guardia

Mientras tanto, el interventor del Hospital, el sabbatellista Martín Latorraca, recorrió el avance de las obras de la nueva Guardia Pediátrica y de la Casa Posadas.  «La nueva Guardia pediátrica tiene una superficie de setecientos cincuenta metros cubiertos y contará con nueve consultorios que favorecerán la mejor atención de los profesionales y la comodidad de los pacientes, un consultorio de observación aislada, dieciocho camas de observación pediátrica con equipamiento e insumos necesarios para una pronta y mejor atención de los pacientes, salas de estar para guardias médicas y residentes, sala específica de nebulización y shock room», comunicó.

Y agregó: «Además, tendrá una rampa de acceso vehicular con sector de maniobras para ambulancias de ochocientos metros de superficie.
Contará con una amplia y confortable sala de espera, sanitarios públicos que incluyen unidades para personas con movilidad reducida, áreas administrativas de apoyo logístico para médicos, que incluyen además espacios para reuniones. El plazo estimado de finalización de las obras es de tres meses».

Por otro lado, el proyecto La Casa Posadas surge a partir de percibir y contemplar las necesidades delos miles de pacientes que se internan en nuestro Hospital Nacional provenientes de ciudades distantes y del interior del país.