Rodrigo Álvarez también se sumó al FPV

El hasta la semana pasada precandidato a intendente del Frente Renovador Rodrigo Alvarez seguirá los pasos de su padre, el ex intendente Juan José Alvarez, y confirmó su alejamiento del Frente Renovador y su inmediato pase al Frente Para la Victoria que lidera el concejal Juan Horacio Zabaleta.

Así lo anticipó al programa de televisión “AM”, donde adelantó que “veníamos trabajando ilusionados con lo que representaba Sergio (Massa), por la renovación o por decisiones como poner un límite a la reelección indefinida de los intendentes. Uno creía en esos principios. Pero las últimas circunstancias demostraron que no quiso o no pudo avanzar con esa renovación. Estoy convencido de que Hurlingham necesita algo nuevo y distinto y eso me hace pensar y buscar nuevos horizontes”.

Esos nuevos horizontes de Rodrigo están vinculados a la negativa de medirse en las PASO con el candidato del FR e intendente, Luis Acuña, “ante la imposibilidad de plantear una alternativa comenzamos a dialogar con otros sectores”, reconoció. Pero –principalmente-su alejamiento está atado a la decisión de su padre de alejarse de su rol de armador político de Massa, del que, según los massistas, fue echado.
Paso tras paso, a los coqueteos de “Juanjo” con “Juanchi” le sucedieron los de su hijo.

“Me venía preparando para ser candidato e intendente a partir de diciembre, pero tengo responsabilidad sobre gente que me acompaña. También por el diálogo con los vecinos, y vemos que hoy hay una alternativa con mucha potencia, trabajando y los vecinos sabemos lo que Zabaleta hizo en este tiempo como concejal, que hace imposible que nos desentendamos de esa realidad”, elogió Alvarez.

También indicó que pondrá a disposición del Secretario Administrativo del Senado su “conocimiento, capacidad, y la de los equipos, así como el trabajo de compañeros con los que tenemos un desarrollo territorial importante. Estamos ilusionados con formar parte de un nuevo gobierno”.

El domingo, el intendente Acuña había acusado a Juanjo de «piantavotos» y que de todas maneras lo iban a «echar» del FR. «Los espero a todos», se jactó.