Por demoras en la segunda etapa, el titular del CDM pidió respetar los plazos de las obras

El titular del Club Deportivo Morón, Diego Spina, envió una nota a la Municipalidad “pidiendo la oficialización de la fecha de vencimiento del plazo de entrega de la segunda etapa de obra del Club”, en la que además “solicita que el municipio articule los mecanismos necesarios para reclamar los resarcimientos correspondientes a lo establecido en el contrato de fideicomiso y el plan de obra actualizado y detallado de esta segunda etapa”.

La obra está atrasada en cuanto a pileta y sede nueva. Por estos días se “está llevando a cabo todo lo inherente al sistema cloacal, de agua y los sanitarios” y  “además se levantaron varias paredes y se lleva a cabo la obra correspondiente a todos los servicios”, detalló el club.

“Nosotros somos conscientes del retraso en los plazos de entrega de obra pero no podemos actuar hasta que dichos plazos no estén vencidos”, sostuvo Spina, dirigente del corazón del sabbatellismo, ex funcionario municipal y actualmente asesor del interventor del Posadas, Martín Latorraca.

No obstante, el secretario de Planificación estratégica del municipio, Gustavo Mosquera, relativizó las demoras esta semana e informó que incluso “estamos tratando que el microestadio (de la tercera etapa) se adelante para terminar las obras en el estadio lo antes posible”.

El traslado del estadio cuenta con un fideicomiso y un grupo inversor, que levantará un complejo de viviendas y oficinas en la vieja casa de El Gallo, en Brown y La Roche. De hecho, la única empresa que avanzó en ese predio es Coto, que espera abrir para agosto o septiembre una boca de expendio. El supermercadista es socio privilegiado del Polo Urbanístico: no tuvo que desembolsar dinero, sino entregar el predio de la ex fábrica Textil Castelar.

Coto avanzó con tres niveles de estacionamiento y otros tres de comercialización (línea blanca, alimentos y depósitos). La intervención también cuenta con participación municipal, que se hará cargo de dos espacios verdes y de la apertura de las calles Rivadavia y La Roche.