«No le tocó a Maxi por ser hijo de un comisario», dijo Roberto Bianchi en la marcha

Cientos de vecinos llegaron a la Plaza Alsina de Villa Sarmiento para acompañar a la familia de Maximiliano, el joven asesinado el viernes a quemaropa en un presunto intento de robo automotor. Hubo reclamos a la Justicia y al gobierno por parte de su padre, el ex comisario Roberto Bianchi.

La reunión se realizó anoche y se adelantó una nueva convocatoria por Justicia, sin fecha resuelta. El cura Silvio de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario ofreció una misa por la memoria de la víctima. El municipio estuvo presente a través de Mariano Spina, Secretario de la UGC de Villa Sarmiento.

«Nos hemos convocados para pedir que no haya ni un hijo, ni hermano ni un abuelo menos. Lo sucedido no le tocó a Maxi por ser hijo de un comisario. No fue un ajuste de cuentas. Mi foja de servicio está a disposición de quien la solicite. Le pudo haber pasado a cualquiera», sostuvo Roberto Bianchi, quien pidió «trabajar juntos sin banderías políticas para dar fin a esta violencia salvaje y sin sentido».

«Apelo a la participación de todos, que dejemos de ser expectadores y pasemos a ser actores de la transformación, para que no tengamos que sufrir tan insoportable dolor. Pregúntense que pueden hacer por la patria», dijo. Y agregó: «Haremos uso del derecho constitucional de la petición a las autoridades. Que jueces y fiscales apliquen las leyes con la sabiduría y firmeza necesarias. A los legisladores que analicen y perfecciones las leyes. A los ejecutivos que generen los recursos materiales y humanos necesarios para vivir en una sociedad más justa, solidaria, íntegra y segura».

Ayer se conoció un tercer detenido por el crimen de Maxi, en El Palomar, luego de ocho allanamientos. Según informaron fuentes policiales, durante los operativos llevados a cabo por efectivos de la comisaría 5° se incautaron tres armas de fuego que serán peritadas: una pistola calibre 22 y dos revólveres, uno 22 corto y otro 32; y varias municiones.

Bianchi, de 20 años, había ido al cine con sus amigos. Al salir, cuando iban a subir al auto, un Volkswagen Gol, fueron abordados por tres personas armadas que les pidieron todo lo que tenían y también el vehiculo. Tras quitarles todas sus pertenencias –y sin resistirse al robo- los ladrones acostaron boca abajoal joven y lo ejecutaron a sangre fría frente a sus amigos de un disparo en la nuca. Inmediatamente, los delincuentes se fugaron en el auto.

Tras un operativo cerrojo de la policía -y después de un tiroteo- dos sospechosos fueron detenidos en la Villa Carlos Gardel. Aparentemente tendrían antecedentes y estarían involucrados en el crimen del joven. Bianchi fue alumno del Colegio Emaús y desde la Institución enviaron sus condolencias a la familia. Sus restos fueron velados este sábado.