Ahora es un candidato massista el que desmiente bajarse por un acuerdo anti K

Las versiones periodísticas sobre un posible acuerdo entre el PRO y el Frente Renovador para prescindir de algunos candidatos en pos de un triunfo opositor en distritos clave de la Provincia volvieron a ser desmentidas ayer por el candidato a intendente del massismo de Morón, Martín Marinucci.

«Cero chance», sostiene el concejal moronense, tercero en las últimas PASO con 17 puntos, pero todavía «en carrera» según considera. A pesar suyo, varios medios nacionales lo metieron en la misma bolsa que a candidatos de San Miguel, Malvinas Argentinas, Lanús y Quilmes, donde intendentes y candidatos de Macri o de Massa quedarían casi como única alternativa al FPV. En algunos casos, como Luis Acuña, tienen que recuperar 14 puntos de distancia para defender la gestión y la única manera sería polarizar al máximo la elección de octubre. Por lo bajo, en el vecino distrito de Hurlingham reconocen conversaciones «adelantadas», pero el candidato de Cambiemos, Lucas Delfino, desmintió dirimir su candidatura.

Aunque parece una locura, esto ya sucedió en Bahía Blanca, donde no se sabe si al candidato de Massa lo echaron o lo cooptó el FPV. Pero lo cierto es que renunció.

Esto técnicamente es posible, porque el primer concejal toma el lugar del candidato a intendente. Lo que no se puede hacer es retirar una boleta, aunque los fiscales de una fuerza pueden meter en el cuarto oscuro boletas cortadas. Claro que quedarían colgados los candidatos a concejales también.

«Son corrida de prensa, rumores, hablo periódicamente con distintos candidatos y ninguno me ha transmitido eso», sostuvo ayer Marinucci, en diálogo con el programa Punto de Encuentro (FM La Siglo). Y explicó: «Como Frente Renovador nacimos hace dos años y aunque no tengamos chances de ganar no se termina todo en una elección, tiene que ver con una elección de concejales también».

Medios como El Día de La Plata sugieren que así como el PRO bajaría candidato en Hurlingham, el FR haría lo propio en Tres de Febrero y Morón, donde Cambiemos quedó muy cerca de ganar. Será tarea de Marinucci evitar una polarización como pretenden los candidatos con más chances.

«En Morón, el oficialismo y Cambiemos se están disputando de manera ofensiva los votos y eso no ayuda a la Democracia. Nosotros le llevamos propuestas a los vecinos y vemos acompañamiento», sostuvo el edil renovador en uso de licencia. «Aquel votante que buscó la alternativa peronista en lo local, va a elegir nuestra lista. Son once puntos en juego. Massa viene creciendo y Macri se amesetó con el escándalo de Niembro», apuntó.

Es difícil saber si es ideología o estrategia, pero el massismo busca el voto peronista a tal punto que dejan trascender algunos que «nunca votaría por Macri».

 

Propuestas

Marinucci sigue una campaña puerta a puerta. El domingo estuvo en la Plaza de los Inmigrantes en Castelar Norte con una «Carpa Saludable», donde prometió «a partir del 2016 tener 6 de los 13 Centros de Atención Primaria con guardias 24hs». «Vamos a construir donde hoy funciona la UGC1 un Centro Odontológico y Oftalmológico, crearemos el Corredor Sanitario entre los CAPS, y los tres Hospitales Públicos de nuestro distrito, construiremos un Centro de Atención Gerontológico, vamos a recuperar los 16 años de descuido», sostuvo el candidato a intendente de UNA.