Detienen y desafectan al policía que mató por conducir a contramano y ebrio por Buen Ayre

El policía bonaerense que chocó de contramano y alcoholizado a otro vehículo y provocó la muerte de una mujer y de su hija de 4 años, sobre el camino del Buen Ayre, a la altura del partido de Hurlingham, quedó hoy detenido por doble homicidio y fue desafectado preventivamente de la fuerza.

En tanto, los investigadores aguardan los peritajes para establecer si estaba ebrio al momento del hecho, como aseguraron testigos, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Gastón Alcaraz (40), teniente del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de San Martín y que por orden de la Justicia de Garantías de Morón, y a pedido del fiscal 4 de ese distrito, Alejandro Jons, quedó formalmente detenido por doble homicidio y lesiones.

El policía se negó a declarar al ser trasladado a los tribunales de Morón y, tras la diligencia, fue alojado en una seccional de ese distrito por orden del fiscal Jons.

Este fiscal es el mismo que instruye la causa en la que Diego Cuevas (19), está imputado por haber atropellado y matado a dos jóvenes y provocado heridas a otros cuatro en la localidad bonaerense de Haedo en abril, cuando presuntamente corría una “picada”

Voceros de la pesquisa dijeron a la agencia Télam que Alcaraz fue sometido a una extracción de sangre y que se aguardan los resultados del estudio de alcoholemia para establecer si estaba ebrio al momento del choque, tal como aseguraron testigos que declararon ante policías horas después del hecho.

En tanto, tras conocer la situación del teniente, autoridades de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense dispusieron que Alcaraz quede preventivamente desafectado de la fuerza, al tiempo que le iniciaron un sumario interno.

El episodio sucedió ayer poco antes de la 1 en el camino del Buen Ayre, cuando, de contramano, el policía al volante de una camioneta Peugeot Partner subió a esa vía por la bajada de la calle Martín Fierro, en Hurlingham.

Las fuentes explicaron que el policía presumiblemente quiso así evitar el peaje ubicado a algunos metros, justo en un tramo en el que el camino está en reparación y sólo se encuentra habilitado un carril y medio de cada mano.

En esas circunstancias, la Partner embistió a un auto Honda Fleet, que conducía un hombre que iba acompañado por su esposa, su hijo de seis años y su hija de cuatro.

Como consecuencia del impacto, la esposa del conductor, identificada como Leticia Mara Barrachin (35), murió en el acto, mientras que su pequeña hija, Julia (4), sufrió gravísimas heridas y fue trasladada en ambulancia al hospital Posadas, donde finalmente falleció.

El conductor el Honda, Julio Lanatta (35) y su hijo (7), en tanto, también sufrieron lesiones y fueron hospitalizados, aunque están fuera de peligro.

Los voceros explicaron que también sufrió algunos traumatismos leves el policía, aunque tras una asistencia en el lugar quedó detenido.

Un jefe policial consultado por Télam dijo que si bien inicialmente el sumario fue instruido por la Policía local, por orden judicial, y debido a que hay un efectivo de la fuerza involucrado, estará ahora a cargo de efectivos de Gendarmería Nacional, que realizarán los peritajes.

La suegra y abuela de las víctimas mortales, María Rosa, aseguró sentir un “dolor tremendo” y dijo que a su familia la “arruinó” un “loco que venía en una camioneta” y se lamentó por haber sufrido una nueva tragedia, ya que uno de sus hijos, Juan Lanatta (20), fue una de las 194 víctimas de Cromañón.

“Perdí a uno de mis hijos en Cromañón. Hoy, el día en que se dicta sentencia, tengo que volver a sufrir una nueva tragedia”, dijo María Rosa a la prensa.

La mujer explicó que su hijo y su nieto, ambos heridos en el accidente, se encuentran internados pero con buen pronóstico.

“Mi nieto está bien, pero todavía está en terapia por los golpes que recibió, sobre todo en el estómago. Mi hijo lo está conteniendo, tratando de que se reponga. Uno se olvida si siente dolor porque tiene a su hijo preguntando por su mamá y su hermana”, afirmó.

Respecto al hecho, la mujer aseguró que “es inexplicable” y dijo que su hijo “venía tranquilo con su familia y un loco en una camioneta, de contramano, se metió en la autopista y destruyó a una familia hermosa”.