Morón: Califican de «sicario» el crimen del barra y exigen explicaciones «al poder político»

El titular del bloque de diputados bonaerenses del FAP, Marcelo Díaz, exigió al sabbatellismo explicaciones por el crimen de uno de los capos de la barra de Morón, que murió el domingo pasado tras ser haber sido baleado a sangre fría en plena calle. Aunque el club afirma que el crimen no se vincula con la vida deportiva, hay otras versiones que hablan de internas en la hinchada. El Coprosede pasó el próximo partido del domingo al martes.

Sorprendido por el escaso lugar que tuvo en la prensa el asesinato del barra (apenas lo cubrió Crónica), Díaz visitó el distrito ayer, para hacer una denuncia junto a los candidatos a intendente y concejal del Frente Progresistas, Mario Mazzitelli y Sandra Yametti, en la confitería La Moneda.

«Fue un asesinato a quemarropa, desde el club dice que es una interna no vinculada al club, otra versión dice que eran barras de Tigre. Como sea, fue estilo sicario», apuntó Díaz.

Fuente del club se mostraron molestos por esta versiones, aunque apenas trascendieron. Sostienen que fue un tema privado, en un barrio marginal de Morón Sur, donde Ramón Virgilio Fernández (39), fue baleado hace nueve días, por dos personas que lo fueron a buscar en moto, cuando se encontraba con amigos. Hay fuentes que aseguran también que «Bebe» fue custodiado en el Hospital Morón, donde lo llevaron para intervenciones que intentaron salvarle la vida. Tenía heridas en tórax y abdomen. Le llegaron a extirpar un riñón, pero falleció el domingo último.

También trascendió que el sepelio fue un caos. «Se robaron el féretro, la Policía tuvo que interceptarlo. Parecía una película de Mad Max, como en Colegiales. Hay un preso todavía por el sepelio», contó Díaz.

Al legislador le extraña la escasa repercusión, incluso en la prensa partidaria. «Hay un rumor que el poder político intercedió», sostuvo, a dos semanas de las elecciones, cuando obviamente el tema podría afectar el oficialismo. En el mismo sentido, señaló que la vuelta de los visitantes es una estrategia del sciolismo.

«Los candidatos de Morón tienen que tomar posición respecto de los barras. Quiero escuchar al del PRO, al del FPV, dar explicaciones, si tienen contratada a gente de la barra. Lo concreto es que (Fernández) fue asesinado y que en un primer momento se encondió la información. En el velatorio hubo serios incidentes que tampoco salieron a la luz», sostuvo Díaz.

Y agregó: «Somos el único sector político que se manifestó en contra de la vuelta del público visitante, argumentando que no hubo ninguna solución, a no ser que la política pacte con las barras».

«Los hechos en Morón no son ajenos a lo que venimos denunciando, que es incidencia dela política en la vida de los clubes. El poder político de Morón está íntimamente ligado al club y no ha dado ninguna información al respecto», sostuvo, y contó que «todos los periodistas saben que sectores de la barra ingresaron al partido de ayer (por el martes, ante Español), amparados por su presidente, porque cada club presenta un listado».

El legislador es autor de un proyecto de seguridad en Espectáculos Deportivos que establece cruzar la base de datos del derecho de admisión de los clubes, Ministerio y Coprosede con las planillas de empleados municipales y provinciales. «Lo aprobaron porque iba a decir todos los nomobres, pero ahora duerme en el Senado», apuntó Díaz.

Por su parte, Mazzitelli dijo que «estamos sometidos al poder de las mafias, que se están incorporando. Spina llevó micros de barras para intimidar a los trabajadores del Posadas». Además dijo que investigaría el paso de los terrenos del club en caso de llegar a ganar. «Sospechamos que hay un negocio, para lo cual tenían que justificar el traslado», advirtió.

Por último, Yametti consideró que  el crimen del barra «también es volver al pasado, cuando estaba relacionado al poder político». «Hay mucha gente preocupada. Hoy en las redes se amenazan de un grupo al otro y no podemos permanecer en silencio o ser cómplices. Esperamos una condena del resto de los candidatos. No queremos que vuelva esta violencia a Morón», indicó.

El partido de Morón ante Comunicaciones pasó, por seguridad, del domingo a la tarde al martes a las 15, lo cual generó rechazo en muchos hinchas que no tenían idea de lo sucedido con «Bebe». En un principio trascendió que se jugaría sin público, aunque esa versión parecería hoy descartada.