Escraches cruzados por video que muestra a empleados de Morón quitar carteles de Vidal

Un funcionario macrista, sobrino nieto de la viuda del Dictador Jorge Videla, escrachó a un grupo de empleados públicos que quitaban carteles de Cambiemos en Morón y fue vapuleado por un comunicado de Nuevo Encuentro, que lo acusó de reivindicar a la última Dictadura. Su familia lo defendió.

Juan Hartridge es secretario ejecutivo en el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y milita en el PRO. La semana subió a redes sociales un video donde se observa a trabajadores municipales, abordo de una camioneta de Urbaser, quitar carteles de María Eugenia Vidal de los postes de alumbrado público.

«Estaría bueno que saquen los de Scioli también. Para saber cuándo pago los impuestos a dónde va la guita. Ya sé que están labrando ustedes», se escucha de parte de quien filmó el video. Del otro lado fotografiaron su matrícula y le aclararon que estaban «trabajando», para que no los comprometa.

Nuevo Encuentro emitió un comunicado en el que destaca que Hartride es «sobrino del dictador y genocida Jorge Rafael Videla» y lo acusa de hacer «comentarios difamadores hacia el Frente para la Victoria de Morón».

«En el video se puede ver a personal municipal limpiando el mobiliario urbano y retirando materiales publicitarios que violan la ordenanza municipal Nº 10024/2007 que prohíbe la instalación de pasacalles y materiales que atenten contra el mobiliario público y que puedan generar riesgos en las calles (…). Sin embargo, con una clara intención difamatoria se tergiversa esta situación y se pretende afirmar que se retiran objetos publicitarios de la campaña del PRO, cuando todos pueden ver en las calles de nuestra ciudad la proliferación de la costosa campaña macrista», reza el comunicado.

El PRO no salió públicamente a comentar el video, aunque dejaron trascender que por cuestiones económicos (y «éticas») se utilizan pequeños bastones o carteles, ya que no están en condiciones presentar batalla en la vía pública, respecto de la campaña gráfica que prácticamente monopoliza el FPV.

«Hartridge es un público defensor de la dictadura cívico militar y un militante opositor de los Juicios por los delitos de lesa humanidad. Desde esa concepción ideológica y su conocida reivindicación del genocidio, amparado por el sueldo que le paga el PRO, desata su odio contra el actual proceso democrático y popular que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner», indicó el sabbatellismo.

En rigor, Juan es sobrino nieto de Alicia Hartridge, la viuda de Videla. Su familia lleva más de cien años en Morón y tiene estudios y trabajos en el distrito.

Su papá, Mariano Hartridge, apoyó en las últimas elecciones a la agrupación vecinal Unidos por Morón, con cuyos principales candidatos se reunió Hernán Sabbatella tras las PASO en busca de votos, aún cuando se los reconoce por su cercanía a sectores de ultra derecha como Alejandro Biondini.

«Nosotros somos trabajadores independientes. No trabajamos en el estado, ni siquiera tuvimos créditos del Estado ni ningún negocio con el Estado ni antes ni ahora. La actitud de estas personas es dañar mi apellido por mero deporte», se defendió Mariano ante las consultas de este periódico.

Su hermano Guillermo, en tanto, comentó en la nota publicada por El Diario de Morón que su sobrino no es quien filmó el video, aunque a partir de su posteo se viralizó. Y agregó: «Nunca, jamás, los Hartridge, familiares directos de Videla, hemos sido públicos defensores de la dictadura cívico militar y no somos militantes opositores de los Juicios por los delitos de lesa humanidad, sostener esto es una infamia (…) En lo personal no coincido con este Gobierno justamente porque demuestran que Nuevo Encuentro/FpV no aceptan el dicenso o la oposición».

A pesar de buscar las dos campanas y del derecho a réplica correspondiente, por el mismo medio que Mariano ofreció su descargo a este portal, luego de leer esta nota acusó a su director de «patético» y le deseó «suerte».