En el final de su mandato, Granados sorprende con una reforma en la estructura de la Policía

A diez días de las elecciones y cerca de terminar se gestión, el ministro de Seguridad Bonaerense, Alejandro Granados, dispuso la disolución de las Jefaturas Departamentales, y creó 74 coordinaciones, que tendrán a su cargo el control de cada distrito del GBA, entre ellos Morón, Ituzaingó y Hurlingham.

Fuentes de la cartera de explicaron al diario platense «Hoy» que “el objetivo es descentralizar el funcionamiento de la fuerza y que haya mayor control político. Dado la magnitud de la Policía de la Provincia, que cuenta con 60 mil efectivos, se hace cada vez más difícil poder controlar todo desde La Plata”.

La Jefatura Morón tenía a su cargo los tres partidos del viejo distrito y hace unos años se había separado de Merlo. La novedad será que la mayoría de los partidos tendrán su Coordinación de Policía, aunque hay casos en el Interior de Buenos Aires que tendrán más de un distrito en cada una por poseer menor población que el resto.

Los coordinadores, antes jefes departamentales, tenían a su cargo las distritales y comisarías, pero ahora también ejercerán «la articulación y  coordinación operativa del Comando de Prevención Comunitaria (CPC), del Comando de Prevención Rural (CPR), de la Policía Comunal, y de las unidades policiales operativas de la Policía de Seguridad Vial, además de la Policía Local».

Asimismo, por disposición de Granados cada Coordinación recibirá una categorización de acuerdo a la cantidad de  habitantes y operatividad que tenga por distrito, ya que por  ejemplo, La Matanza, La Plata, Lomas de Zamora, Mar del Plata y  Quilmes serán Coordinaciones de Policías Clase A.

Por su parte, de Clase B serán las de Almirante Brown, Esteban Echeverría, Azul, Bahía Blanca, Berazategui, Tigre, San Isidro, Vicente López, Florencio Varela, Lanús, Avellaneda,  Malvinas Argentinas, San Miguel, Merlo, Moreno, Morón, Pilar,  José C. Paz, San Martín, Tres de Febrero y Escobar. Y de Clase C serán San Nicolás, Junín, 25 de Mayo, Ezeiza, Berisso, Ensenada, Chascomús, San Fernando, Coronel Suárez, Dolores, Exaltación de la Cruz, Guaminí, La Costa, Luján, General Rodríguez, Mar Chiquita, Marcos Paz, Mercedes, Hurlingham, Necochea, Pehuajó, Pergamino, Pinamar, Coronel Brandsen, Cañuelas, Presidente Perón, Tandil, Trenque Lauquen, Tres Arroyos, Zárate, Campana, Colón, Ituzaingó, Bragado, General Juan Madariaga, Bolívar, Chivilcoy, Coronel de Marina Leonardo Rosales, General La Madrid, Lincoln, Monte, Castelli,Carlos Tejedor, Capitán Sarmiento, Villa Gesell, Patagones, Olavarría y Chacabuco. En las zonas-regiones más pobbladas cada partido tendrá su Coordinación  Policial. Por eso La Plata, que tenía dos Departamentales, y La Matanza, que contaba con tres, volverán a tener una cada uno.

En tanto, en el Interior de Buenos Aires habrá algunas unidades creadas que contarán con más de un municipio.