Vidal se mostró «confiada y con mucha esperanza», junto a su marido y candidato en Morón

La candidata a gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, se acercó a votar temprano a la mesa 643, del Colegio Don Bosco, en Castelar, donde dijo estar  «confiada y con mucha esperanza». La acompañó su esposo y su candidato a intendente en Morón, Ramiro Tagliaferro.

Pasadas las 9.20hs, con documento en mano y facturas para los integrantes de la mesa, Vidal se mostró muy tranquila y optimista. «Es un lindo día, está saliendo el sol», destacó y afirmó que por el momento no recibió comentario sobre irregularidades. «Todo comenzó con tranquilidad, la gente está votando esperamos que así termine», añadió.

Vidal aseguró que tienen «mucha esperanza y confianza» por el camino que ha construido con los bonaerenses. «Tengo un compromiso tomado con los vecinos de la provincia y ojala todo suceda, porque vamos a hacer muchas cosas juntos. Por fin llego el día para que todos podamos elegir y decidamos de la mejor manera, votando, con paz y calma», resaltó.

Aunque destacó que hasta el momentos no hubo denuncias y la elección se desarrollaba con total tranquilidad, Vidal afirmó que ya es hora de cambiar el sistema de elección. «Sin dudas hay que cambiar el actual sistema de votación; creemos en la boleta única electrónica y no hace falta este sistema que ya no se usa en ningún lugar», concluyó.

La pareja macrista se acompañó durante el sufragio. Tagliaferro votó un rato más tarde en el Instituto Eucaristico de Haedo y aseguró que «es importante que todos vayamos a votar y lo hagamos con conciencia y entusiasmo».