Scioli prometió lo imposible en Ituzaingó, donde visitó la polémica obra del hospital del PAMI

Pagar el 82% móvil y liberar un dólar por debajo de los 10 pesos fueron algunas de las promesas que dejó el gobernador Daniel Scioli de campaña por Ituzaingó, donde visitó la central de monitoreo municipal y la polémica obra del Hospital del PAMI, junto al reelecto intendente Descalzo.

También estuvieron presentes el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; y el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

En el mediodía de ayer, funcionarios y militantes habían llenado la avenida Brandsen con globitos naranja y azules, sombrillas y cotillón de campaña.

La primera parada fue el centro de control de cámaras de seguridad. Pero el punto esperado era frente a la obra del PAMI, donde el candidato presidencial dijo tuvo “todo mi apoyo desde las bases fundacionales cuando la Presidenta decidió que Ituzaingó sea parte de los Hospitales del Bicentenario”.

En su paso por el centro comercial, dijo que “los comerciantes me transmiten su preocupación que tienen cuando Macri habla de una gran devaluación, dejar todo al libre mercado y nosotros somos la contra cara de eso” y sostuvo que “nosotros representamos a la industria nacional que ha resurgido, para que los trabajadores puedan estar cada vez mejor, también nuestros jubilados con el 82% móvil, que las PyME puedan reinvertir”.

Scioli prometió un dólar a $10 hasta enero, es decir, casi como está hoy, lo que generó abrupta caída de reservas del Banco Central y de la balanza comercial. La convertibilidad kirchnerista, tiene límites cercanos con el sciolismo. Promete devaluación gradial y «un compromiso de que en marzo del año que viene se incrementen en 20 mil millones de dólares las reservas” del Banco Central gracias a “acuerdos con China y con Brasil”.

“Queremos un voto a favor del país, un voto hacia el desarrollo, sabiendo que hay argentinos que fueron en busca de alguna otra opción política, pero vamos a acercarnos a ellos y convocarlos, porque hay dos caminos hacia el futuro, uno que va y otro que vuelve”, afirmó Scioli y continuó: “se escuchar, se interpretar por eso la eximición de ganancias, por eso la tolerancia cero al narcotráfico y por eso el 82% móvil para nuestros jubilados”.

Obra aparte

Finalmente, la tantas veces anunciada apertura del Hospital no llegará a suceder. «Está avanzada en un 95% e incluye una planta superior destinada a salas de cuidados progresivos, de alta complejidad, unidad de cuidados intermedios y de terapia intensiva. La planta baja estará destinada a las emergencias, atención ambulatoria, tratamientos sociales, laboratorio y el sector de diagnóstico por imagen», sostuvo Descalzo.

La obra se anunció en 2003, pero comenzó en 2011 cuando fue financiada por el PAMI. En agosto de ese año el intendente advertía que iba a ser un «materno», construido entre el municipio y la obra social de los jubilados, que contarían con «un ala» exclusiva. El proyecto fue cambiando sin muchas explicaciones y hoy está todo en duda.

El plan de los ocho hospitales del Bicentenario era que pasaran del PAMI a órbitas provinciales. Se habla de un ente tripartito. Pero el PAMI no puede derivar sus recursos a otros entes del Estado, motivo por el cual su director, Luciano Di Césare, está imputado, por este y otros temas. Al funcionario K se lo acusa de «malversación de fondos» por nombramientos irregulares, gasto en obras que se asumen como ajenas a la entidad y la compra de letras del Tesoro Nacional. Por este último punto ya declaró el mes pasado ante el juez Bonadío el ex ministro de Economía Hernán Lorenzino.

La semana pasada las diputadas del Pro Cornelia Schmidt-Liermann y Silvia Majdalani pidieron que se cite a declarar al titular del PAMI, ante la Comisión de Acción Social y Salud Pública, por una presunta malversación de 1.300 millones de pesos pertenecientes a los jubilados. Según denunció Schmitd-Liermann, esos fondos pertenecientes al PAMI se habrían utilizado para la compra de ambulancias para el municipio de Florencio Varela, afín al Gobierno nacional, y la construcción de los “Hospitales del Bicentenario”.

El año pasado, ante la presencia de Césare, la agencia Télam informó que el nuevo Hospital de Brandsen «estará especializado en atención maternoinfantil, traumatología y también atención preferencial a patologías específicas de la tercera edad», es decir, que combinaría servicios para el PAMI, como para el Municipio, que cedió el terreno, pero en 20 años no pudo construir un centro propio; e incluso dejó caer el viejo hospitalito a un estado que refleja la verdadera política sanitaria de Descalzo, quien el mes pasado fue reelecto por cuarta vez con un magrísimo 34%.