Spina no pide licencia y plantea plan de ajuste en Deportivo Morón: se fue Giunta, viene Otta

Deportivo Morón tiene que reducir gastos y pagar deudas. Se viene un ciclo de austeridad de la mano de Diego Spina, quien finalmente no pidió licencia tras asumir como concejal del FPV y confirmó que terminará su mandato, en mayo. La final del Reducido y el futuro de AFA, claves del cambio.

El club buscaba hoy abrochar un nuevo cuerpo técnico, tras la decisión de Blas Armando Giunta irse tras la oferta de rebaja de un 30% de su salario.

El ex 5 xeneixe no cuadraba con el plan de austeridad: “Me quedo porque hay que resolver la deuda” afirmó el lunes Diego Spina.

Tras la derrota política en Nación, Provincia y Morón, el ex funcionario sabbatellista no quedó tan mal parado después de todo. El equipo llegó a la final del Reducido de la B Metropolitana. Y espera vientos de cambio en la AFA.

Hace un mes, Spina advertía que el club es inviable sin subsidio municipal. Y explicó que no podía depender de aportes de Morón (Nación o Provincia), siendo parte de la oposición. Sin embargo, le quedaba la elección de AFA y el Reducido. Morón formó parte de la exclusiva mesa de 75 integrantes que debía elegir al nuevo titular del Fútbol Argentino. Spina no dijo a quién votó. Se sospecha que lo hizo por Marcelo Tinelli.

Bajar la deuda será su prioridad. También inaugurar las obras de la segunda etapa del nuevo estadio: piscina, sede, parquizado, parrillas y locales comerciales.

Todavía resta una tercera y última, que tiene que ver con el microestadio cubierto para el básquet y la concentración para los planteles profesionales. La entrega tiene un plazo de un año y sería a fines de 2016, por cuenta de la constructora Bautec y del famoso “Grupo inversor”, que tiene que poner el dinero.

El club, por otro lado, está atado institucionalmente al Municipio, que es garante del fideicomiso en el BAPRO que permitió el desarrollo de estas obras y de la construcción del polo urbanístico y comercial en la vieja sede de Brown y Larroche, donde ya se inauguró el COTO. El supermercado sería una solución para las arcas del club. Según las autoridades salientes, ya devolvió al Municipio $5 millones por derechos de construcción y habilitación. De acuerdo a la ordenanza que creó el Fideicomiso por 10 años, un porcentaje de lo que la Comuna recaude por el Polo Urbanístico Morón Norte se gira al CDM (otra porción va a ACIM). El aporte sirve para mantener las modernas instalaciones de un club con desfasaje económico.

Por lo pronto, Spina ya comenzó el operativo para cubrir la deuda con el plantel y cuerpo técnico anterior. Hoy podía cerrar contrato con Walter Otta, ex entrenador de Villa Dálmine.