Sabbatella abandonó el edificio de la AFSCA con críticas a Macri y al juez que lo desalojó

Luego de un día de tensa transición, el titular del partido Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, abandonó el edificio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual. Aunque no se resolvió la cuestión de fondo (la intervención), el juez federal Julián Ercolini ordenó su desalojo.

«Si hay una orden de desalojar el edificio, lo vamos a desalojar», había afirmado Sabbatella, quien esta tarde consideró: «La decisión judicial clausura la aplicación de la Ley de Medios».

El ex intendente de Morón se presentó hoy junto a su abogado en el organismo, pese a la intervención decretada ayer. Y antes de retirarse, criticó duramente a Ercolini: «Hay una parte del Poder Judicial que es cómplice de poderes concentrados que quieren violar la ley».

Esta mañana el magistrado había pedido información al gobierno nacional sobre el operativo de seguridad montado ante el Afsca, y acerca de cómo fue notificado el decreto de intervención al ex titular del organismo. El magistrado libró los oficios luego de recibir un dictamen del fiscal federal Carlos Stornelli, quien impulsó la denuncia hecha ayer por el designado interventor del organismo, Agustín Garzón, confirmaron fuentes judiciales.

Garzón denunció a Sabbatella por supuesto «incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad», tras negarse a abandonar el Afcsa tras la intervención que dispuso el Gobierno, por 180 días.

Por su parte Sabbatella hizo dos presentaciones judiciales: un amparo para frenar la intervención y un hábeas corpus para garantizar la libertad de los trabajadores. El amparo no prosperó. Tras enterarse de la noticia del desalojo, el dirigente kirchnerista se presentó pasado el mediodía en la Afsca.

«Un juez en 20 horas resolvió un planteo que le hizo un señor y el mismo juez en 5 años y medio no hizo nada por la causa de papel prensa», ironizó Sabbatella en la puerta del organismo, donde se descargó contra la «inconstitucionlidad» tanto de la intervención, como del desalojo, que resistió por un par de horas. «Queremos saber quien se hace cargo del AFSCA. Es una cuestión que este juez no maneja. Quieren actuar igual, con lo cual queda suspendida también la ley. Es una locura. Hasta donde quieren llegar», se preguntó.

Por último, remarcó: «es una actitud de un estado policial. Tiene actitudes autoritarias de gobierno de facto».

En el AFSCA reparaban varios ex funcionarios de Morón. Sabbatella llegó nombrado por un decreto de Cristina Kirchner. Y en los fundamentos de la intervención el Gobierno lo acusa, entre otras cosas, de ser un militante K y de ser imparcial, además de no haber tenido créditos para ese cargo.

A Sabbatella se lo investiga paralelamente por el descuento para aportes partidarios a empleados del AFSCA que ingresaron bajo su gestión y de implementar una adecuación de oficial contra el Grupo Clarín, mientras que a otros multimedios se les beneficiaba, tal es el caso de C5N o Telefé.

567c3ed62f755_760x506